• EFE

EU, México y países centroamericanos deportaron a 6.094 hondureños en enero

Tegucigalpa.- Un total de 6.094 hondureños que fueron detenidos cuando intentaban viajar ilegalmente a Estados Unidos fueron deportados a su país en enero de este año, un 110 % más respecto al primer mes de 2021, informó este jueves una fuente oficial en Tegucigalpa.



Según un informe del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras, al que Efe tuvo acceso, en el primer mes de 2022 fueron deportados 3.191 hondureños más que en el mismo mes de 2022 (2.903).


Del total de deportados en enero, 4.663 formaban parte de la caravana que salió de Honduras a mediados de este mes hacia los Estados Unidos, en busca de un trabajo para ayudar a sus familias, agregó.


Desde octubre de 2018 han salido varias caravanas con miles de centroamericanos, la mayoría hondureños, con el propósito de llegar a Estados Unidos.


Estados Unidos, donde viven alrededor de un millón de hondureños, entre residentes legales e indocumentados, deportó en enero a 2.966 nacionales, muchos de ellos niños y adolescentes, algunos no acompañados

.

Las autoridades migratorias de México retornaron a Honduras, por vía aérea, a 1.119 migrantes hondureños indocumentados.


Otros 1.996 hondureños fueron deportados también por las autoridades mexicanas vía terrestre, mientras que trece fueron repatriadas desde países de Centroamérica, según el informe del Observatorio Consular y Migratorio de Honduras.


Los deportados por México representan el 51,1 % del total de casos, mientras que las deportaciones desde EE.UU. equivalen al 48,7 %.


Del total de deportados, 4.914 eran adultos, es decir 3.726 hombres y 1.188 mujeres. Los menores de edad retornados en enero sumaron 1.180 y representan el 19,4 % del total.


Los que viven en el exterior, principalmente en EE.UU. y España, envían remesas familiares, las que en 2021 superaron los 7.000 millones de dólares, según cifras del Banco Central de Honduras.


De acuerdo con organismos de derechos humanos, un centenar de hondureños salen a diario hacia Estados Unidos aduciendo que lo hacen por la falta de empleo y la inseguridad que sufre el país, y pagan a traficantes de personas grandes cantidades de dinero.