• COMUNICADO

Expone Chiapas transformación del modelo de atención a la salud mental

Acapulco.- Con la cooperación de la Organización Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS) y la Secretaría de Salud federal, Chiapas ha logrado transformar el modelo de atención a la salud mental, gracias a que retomó el papel de esta importante área para revertir el impacto de los trastornos mentales en el bienestar de la población y disminuir la tendencia suicida.


Al participar en la segunda reunión ordinaria del Consejo Nacional de Salud para el Bienestar (Conasabi), el secretario de Salud de Chiapas expuso que la construcción del nuevo modelo de atención a la salud mental se basa en un abordaje integral, el cual contempla los enfoques de género e interculturalidad, así como el respeto a los derechos humanos.

Ante sus homólogos federal y estatales, compartió que en la actual administración se creó la Dirección de Salud Mental y Adicciones en la Secretaría de Salud para posicionar el tema en el programa de trabajo, lo que conllevó a concentrar a los profesionales en el estudio de la conducta humana, que anteriormente se encontraban realizando esfuerzos de manera dispersa.

Asimismo, destacó que los trabajos de reconversión que se están efectuando en las unidades de salud de la entidad garantizan la integración de un consultorio de psicología, desde el primer nivel de atención.

El funcionario del Gobierno de Chiapas señaló que el abordaje integral contempla acciones de prevención, atención y tratamiento, así como actividades de capacitación con el personal de salud, de colaboración interinstitucional con los tres órdenes de gobierno y de coordinación con diferentes sectores.


Al respecto, abundó que se realiza tamizaje en escuelas para la detección de conductas de riesgo y se promueve la crianza positiva a través del Programa Familias Fuertes, Amor y Límites, desarrollado por la OPS/OMS. Se brinda atención médica a través de la red de servicios conformada por 15 hospitales generales, 24 hospitales básicos comunitarios y tres hospitales de especialidades.

Para la prevención y tratamiento de las adicciones se cuenta con 14 centros ubicados en los municipios de Berriozábal, Comitán, Pichucalco, Tapachula y Tonalá, donde mensualmente se atiende a alrededor de mil 250 usuarios.

Además, se llevan a cabo barridos casa por casa para la identificación de personas con ideas suicidas; y se instaló la Mesa de Atención de Salud Mental en el municipio de Tapachula, enfocada a la población migrante.

Finalmente, hizo mención especial a la intervención que se tuvo durante la pandemia de COVID-19, que por su propia naturaleza profundizó en la necesidad de atender el bienestar emocional. Chiapas fue pionero al poner en marcha el Centro de Rehabilitación Psicológico Post COVID-19.