top of page
  • RUBÉN PÉREZ

“Falso que yo desvíe recursos; maestros no quieren mis explicaciones”: directora

Tuxtla.-La molestia de un grupo de docentes se debe a que el 23 de mayo de este año se les aplicaron descuentos por faltar a clases, pues participarían en una movilización sindical, “pero es falso que me acusen de desviar dinero”, manifestó este jueves Noemí Robles Sánchez, directora de la Escuela Secundaria Federal “Ricardo Flores Magón”.


En rueda de prensa, confesó que no le han permitido ingresar a ese centro escolar desde el 23 de agosto, para que al menos les explique el destino o cómo se han ejercido los recursos económicos que supuestamente han sido desviados.

Tras aclarar que de hecho una gran parte del dinero faltante de lo que la acusan, está en manos del Comité de Padres y Madres de Familia, y no de la Dirección, “no manejamos ese recurso, eso es falso y tengo las pruebas que pueden aclarar todo”.

De hecho, mostró un documento con la lista de los catedráticos que se ausentaron en mayo pasado y “dejaron tiradas las clases”, lo que, según ella, fue lo que les enojó a los que hoy se manifiestan y mantienen cerrada la escuela.

Declaró que, de hecho, la señalan de malos manejos de una cantidad de 600 mil pesos, sin embargo, comentó que es una acusación que no tiene sustento, “insisto, intenté entrar a la secundaria acompañada de funcionarios de la Secretaría de Educación, pero ni siquiera me lo permitieron, y llevaba toda la documentación que me exime de esas acusaciones”.


Lo más lamentable, subrayó, es que un tema administrativo lo quieran manejar a otro nivel, lo que solo afecta a los más de mil alumnos con los que cuenta la secundaria entre los turnos matutino y vespertino.

De hecho, lamentó que quieran atacarla aún más con las pésimas condiciones que mantiene la infraestructura de la escuela, “tengo que decir que hay un módulo de baños que desde el terremoto de 2017 quedó inservible, y solo tenemos otro módulo”.

No obstante, comentó que de hecho las más de 30 aulas y toda la infraestructura requieren de atención, pues desde que se fundó, hace como 44 años, no ha recibido “una manita de gato, y ya tenemos colapsado el drenaje, por ejemplo”.

Pese a las carencias, comentó que ha habido avances como la rehabilitación de las redes de agua y de luz, además de darle certeza jurídica a las tres hectáreas en donde está cimentada la institución educativa.

“Es muchísimo el dinero que se requiere para rehabilitarla, y pues ni con la fuerza de los padres de familia sería posible llegar al 100 por ciento”.

bottom of page