• RUBÉN PÉREZ

Fideicomisos, “mar de corrupción” en México

Tuxtla.- Rafael Castillejos Guízar, presidente del Consejo Empresarial para la Productividad en Chiapas, advirtió que la desaparición de más de 100 fideicomisos, tras decisión del gobierno federal, fue la mejor decisión tomada “porque no podemos negar el mar de corrupción que existía”.



Refirió que ahora solo queda darle el beneficio de la duda al presidente del país, Andrés Manuel López Obrador, pues se pretende que con esa medida los actos fuera de la ley se reduzcan de forma importante.


“Lo dijo con el mismo Fonden: lo quitó y no dejó de atender, pues ahora lo que queremos son resultados, y si el quitar esos fideicomisos significará convertirlos para convertirlos en su mecanismo para darlos, pues ya lo veremos”, argumentó.


Lo que sí es claro, resaltó el líder empresarial, es que el gobierno federal aún le debe a la microeconomía, “en cuanto a la macroeconomía, pienso que la ha manejado bien, como no endeudarnos, de no estar en pleitesía con el extranjero que, sin duda, no puede cambiar de la noche a la mañana”.



De nueva cuenta, insistió en que sí algo que se quita, como los fideicomisos, ayuda en mucho para mejorar los resultados, “eso es lo que de alguna forma me parece sano”.

Para él, agregó, será complicado que en los restantes cuatro años de esta administración se puedan hacer cambios significativos, sin embargo, auguró que para este año se palpen algunos buenos resultados de esta toma de decisiones.


Entrevistado por aparte, Luis Pedrero, empresario chiapaneco, aclaró que la extinción de los fideicomisos representa un grave error, porque ahora todo el presupuesto dependerá de una sola persona, el presidente, y sus decisiones.


“Es decir, ya no habrá un proyecto que no esté de acuerdo con él, por eso se convierte en una apuesta muy peligrosa. Él tiene el dinero, y si le convence algo, lo hará, y si no, pues ya veremos que no”, justificó.