• EFE

Fiscalía dice que exdirector de Pemex sigue en prisión sin beneficio procesal

Ciudad de México.- El exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya, principal implicado en el país del escándalo de sobornos de Odebrecht, continuará en prisión preventiva sin ningún beneficio procesal, debido a que no ha cumplido con la reparación del daño en los dos procesos que enfrenta, informó este lunes la Fiscalía General de la República (FGR) de México.


Lozoya, quien fue arrestado en España a principios de 2020 y extraditado a México a mediados de ese año, tiene dos casos abiertos ante la justicia, ambos por corrupción.

El primero es sobre la compra a sobreprecio de la planta inservible Agronitrogenados al empresario Alonso Ancira, dueño de Altos Hornos de México (Ahmsa), a cambio de sobornos.

Y el segundo, por haber recibido presuntamente 10,5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht durante la campaña y la presidencia de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

En un comunicado, la FGR dijo este lunes que en el caso Odebrecht, Lozoya "no ha cumplido con la reparación del daño que es obligatoria en el caso" y por lo tanto "continúa el procedimiento sin ningún beneficio procesal".

Mientras que en el caso de Agronitrogenados la FGR dijo que "no ha cumplido con la reparación del daño que es obligatoria" y por ello "se le tienen embargados bienes sometidos a extinción de dominio", debido a ello "el procedimiento penal continúa sin ningún beneficio procesal".

El pasado 19 de abril, Lozoya libró una nueva acusación en su contra por el delito de defraudación fiscal tras ofrecer un pago de 2,6 millones de pesos (unos 130.000 dólares) para reparar el daño.

Según la acusación, Lozoya no pagó 2,6 millones de pesos (130.000 dólares) correspondientes al ejercicio fiscal de 2016.

En ese caso, la Fiscalía de México explicó en la nota que "dicho pago lo ha estado gestionando a través de la Procuraduría Fiscal de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, situación que se encuentra en trámite".

Precisó que ese pago de impuestos "no tiene vinculación de ninguna naturaleza, ni conexión de ningún tipo con los dos casos anteriores".

A Lozoya, quien dirigió la petrolera del Estado de 2012 a 2016, bajo la administración del presidente Enrique Peña Nieto, México lo extraditó desde España como testigo protegido de la Fiscalía a cambio de inculpar a otros políticos, pero el pasado noviembre ingresó en prisión preventiva tras protagonizar un escándalo por cenar en un restaurante de lujo.