• AFP

¿Han escuchado hablar de El espionaje con Pegasus?


Bueno Pegasus es un malware de grado militar del NSO Group, una empresa con sede en Israel formada por hackers a sueldo, está siendo utilizado para espiar a periodistas, activistas de derechos humanos y oposición política. Pegasus es capaz de entrar en el teléfono desde varias de las fallas de seguridad que presentan. Su existencia es conocida en medios especializados desde 2016, salió a la luz durante el asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi y se le sospechaba detrás de otros casos. Lo que revela el Proyecto Pegasus es el alcance de este espionaje. Según NSO, este sistema no está destinado al espionaje de masas, sino a la lucha contra el terrorismo. La empresa creada en 2011 afirma que sólo lo vende a agencias gubernamentales verificadas y que veta a sus clientes por su trayectoria en Derechos Humanos. Sin embargo han sido acusados a menudo de facilitar la tarea a gobiernos autoritarios y se ha descubierto que el programa ha sido utilizado por países como Azerbaiyán, Si, obviamente hay países que la han utilizado; Los datos obtenidos por el Proyecto Pegasus se refieren a las víctimas, no a los clientes de NSO, sin embargo ha trascendido que fue utilizado por el Gobierno de Victor Orbán en Hungría para espiar a varios periodistas de investigación.

También por agencias de seguridad del Gobierno marroquí (al menos 10.000 números de teléfono), de México (15.000 números) donde se incluía como objetivo al periodista Cecilio Pineda Birto, abatido poco después de que se iniciara la investigación.

La mayoría de números de teléfono se concentran también en la India, Kazajistán, Ruanda, Baréin y los mencionados Azerbayán, Arabia Saudia y Emiratos Árabes Unidos. Los medios buscaron quiénes estaban tras esos números y encontraron a 189 periodistas, a 65 altos cargos de empresas, a 85 activistas de derechos humanos y a más de 600 políticos y funcionarios gubernamentales, incluidos jefes de Estado y de Gobierno, ministros y diplomáticos. Se ha podido constatar la "infección" en al menos una docena de móviles de periodistas. El programa espía de la empresa israelí NSO Group se utilizó para “facilitar la comisión de violaciones de derechos humanos a gran escala en todo el mundo”. El análisis evidencia que la mayor cantidad de números de la lista corresponde a México (15.000), y que pertenecían sobre todo a periodistas, sindicalistas y políticos. Entre ellos destaca el caso de Cecilio Pineda, un periodista que fue asesinado en 2017 una semanas después de que su número de teléfono fuera incluido en la lista. La divulgación generó reacciones de indignación en gobiernos y organizaciones occidentales, mientras que los países nombrados como clientes intentaron restarle importancia o negar las informaciones.

El Gobierno de Enrique Peña Nieto en México (2012-2018) espió a través del programa Pegasus a periodistas, activistas e incluso al entonces líder opositor y actual presidente, Andrés Manuel López Obrador, reveló este lunes una investigación de un consorcio de medios internacionales. Fueron víctimas padres y madres de los 43 estudiantes de Ayotzinapa desaparecidos y también el actual presidente de la República y varias personas de su entorno, su esposa, hijos e incluso su cardiólogo. La investigación evidencia de que hay una intención en quiénes están siendo espiados digitalmente, no fue un asunto al azar, señaló la directora de Amnistía en México, quien pidió aprovechar este escándalo para aprobar leyes que “limiten la vigilancia digital”.