• EFE

Hondureñas conmemoran su día exigiendo despenalizar el aborto y fin de violencia

Tegucigalpa.- Decenas de mujeres conmemoraron este lunes el Día de la Mujer Hondureña exigiendo "abolir cualquier regresión constitucional" que penalice de manera absoluta el aborto y el fin de la violencia que les afecta en su país, donde en 2020 murieron unas 300.



Mujeres aglutinadas en varias organizaciones feministas realizaron este lunes un plantón frente a la estatua del Libertador Simón Bolívar en Tegucigalpa para rechazar una reforma constitucional aprobada la semana pasada que daría "carácter permanente" a la prohibición del aborto.


"No tenemos que celebrar, (pero) si mucho por exigir. Queremos visibilizar lo burros que son en el Congreso Nacional desde el momento que ya el aborto está penalizado, reformaron de nuevo blindando cualquier cambio", dijo a Efe la directora de la Asociación de Calidad de Vida, Ana Cruz.


RECAPACITAR PIDEN A DIPUTADOS

El decreto de ley aprobado el jueves pasado por el Parlamento hondureño incorpora la prohibición absoluta del aborto en el artículo 67 de la Constitución de Honduras, donde la interrupción del embarazo en todas sus formas es penalizada desde 1997.


La Asociación de Calidad de Vida exigió al Estado de Honduras "abolir cualquier regresión constitucional en materia de derechos humanos de las mujeres, (como) el blindaje del artículo 67 de la Constitución que penaliza el aborto".


JUSTICIA POR ASESINATOS


El Estado también debe "priorizar" en la prevención y atención de casos de violencia contra las mujeres y las niñas en Honduras, un país marcado por el machismo y donde al menos 300 murieron de forma violenta en 2020.



"Exigimos justicia para las mujeres en el caso de los 300 feminicidios que se registraron en 2020 y las 105.000 denuncias por violencia doméstica", enfatizó Cruz.


La Asociación de Calidad de Vida exigió además al Estado reconocer "el estado de emergencia por feminicidios en el país, ya que en 2020 (fue) un año aterrador para muchas mujeres que tuvieron que batallar con dos pandemias, la del covid-19 y el machismo".


Cruz lamentó que las mujeres no son escuchadas en Honduras, donde los "fundamentalistas se han metido a gobernar en este Congreso Nacional, no nos escuchan a las mujeres, no tenemos voto, ni voz".


"Nacer mujer (en Honduras) significa la disputa de opresores sobre el derecho de su cuerpo, la continua e interminable violencia, muerte, impunidad y odio", subrayó la organización feminista.