• CARLOS LUNA

Iglesia analiza la situación adversa que atraviesa la población, anuncian ayuda

Tuxtla. - El arzobispo de la Arquidiócesis de Tuxtla, Fabio Martínez Castilla dio a conocer que, los obispos de México sostuvieron una reunión en la 111 Asamblea Plenaria donde se analizaron las diferentes crisis que atraviesa la población y por ello prestarán ayuda.



“Definimos los servicios que queremos prestar a todas las regiones del País, para ofrecer respuestas pastorales, reales y eficaces, a tanta necesidad y a tan repetidos sufrimientos, ocasionados, en gran medida por la pandemia, pero también por los desastres naturales, o los lamentables accidentes, además de los eternos efectos de la violencia y de la inseguridad”, Expresó.


Dijo que, hoy en día seguimos teniendo muchas situaciones que nos desafían, y de las cuales los creyentes en Cristo tenemos que hacernos cargo, con responsabilidad histórica y con una creatividad nacida de la constante escucha del Espíritu.


“En nuestro mensaje final dirigido al Pueblo de Dios, expresamos: “Restaurar esta situación, no es posible sin un cambio de mentalidad. Se ocupa un modo distinto de vivir. ¡México puede cambiar para bien! ¡México es un pueblo creyente y de grandes valores! La tarea nos empuja a ponernos en camino, responsabilizándonos unos de otros en ese caminar unidos. No debemos dejarnos arrastrar por el individualismo, la codicia y el egoísmo”, expresó.


Para avanzar en el camino de la reconstrucción nacional, han en que es necesario “abrirnos a un diálogo sincero y enriquecedor cargado de verdad y de atenta escucha, acogiendo la riqueza del otro, para llegar a vernos como hermanos y establecer lazos de amistad social. Para finalmente, discernir y elegir los caminos adecuados, haciendo a un lado la indiferencia, la exclusión y el rechazo del otro”.



Ante esta situación crítica, avivemos la esperanza; una esperanza creadora o comprometida con obras de amor hacia los hermanos; por esto la esperanza es el faro que anima nuestra vida. No cabe duda que el Adviento es una gran oportunidad que nos regala Dios para meternos en esta necesaria dinámica de conversión, personal, familiar y comunitaria.


Informó que, en esta semana estaremos conmemorando dos fechas importantes, que nos llaman a una toma de conciencia clara y a actuar a favor de las personas que padecen estas situaciones.

Por una parte, el 1° de diciembre es el Día Mundial contra el VIH-Sida; mientras que el 3 de diciembre conmemoramos el Día de las personas con discapacidad.

“En repetidas ocasiones, al referirse a las personas que padecen VIH-Sida, el Papa ha invitado a, en lugar de la indiferencia, la alienación o la condena, asumir actitudes de compasión, cercanía y consuelo. En torno a las personas con discapacidad, el Papa ha denunciado la discriminación que reciben aún hoy muchos de ellos por parte de la sociedad, pero, sobre todo, la peor discriminación es la falta de atención espiritual hacia los discapacitados”, concluyó.

Entradas Recientes

Ver todo