• RUBÉN PÉREZ

Impedirán elecciones en Honduras de la Sierra

Tuxtla.- Si las autoridades del estado no permiten que cuatro ejidos que ahora están en Honduras de la Sierra, localidad creada en el año 2018, regresen a Siltepec, su municipio de origen, no se efectuarán las elecciones extraordinarias, por segunda ocasión.


Así lo advirtieron representantes de los ejidos Ángel Díaz, Cerro Perote, Santo Domingo la Cascada y Pablo Galeana, mismos que llegaron este martes al Congreso del Estado, donde sostendrían una reunión con el diputado Marcelo Toledo, quien se las canceló.

Rey Cruz, en voz de los cerca de 10 mil afectados, declaró que, hasta el momento, no saben cuál es el motivo de la desincorporación de sus localidades, e incluso recordó que la misma autoridad “se brincó” la impugnación que hicieron por el decreto 205 y creó otro, el 248.

Tras insistir que de ninguna manera aceptarán pertenecer a Honduras de la Sierra, explicó que todos los habitantes están organizados y de acuerdo con que sean escuchados. “Hacemos un llamado a las autoridades de gobierno a respetar la decisión de los pueblos y ejidos, y que reconozcan nuestra voluntad de seguir perteneciendo a Siltepec”.


Refirió que esta lucha les ha generado problemas, pues desde hace como cinco años no reciben apoyos del gobierno chiapaneco, además de que, si requieren de atención médica, tienen que trasladarse por más tiempo a Honduras de la Sierra, lo que representa tiempo, esfuerzo, dinero y más riesgo.

Además, rememoró que Honduras carece de los elementos suficientes para ser un municipio, como el carecer de hospitales, “no tiene nada, cuando a Siltepec lo tenemos a 40 minutos de distancia”.

Tras recordar que han hecho varias acciones y trámites para que los respalden, comentó que sigue en pie la postura de los cuatro ejidos: impedir las votaciones extraordinarias.

“Lo único que sabemos, o que hemos observado, es que se nos mandó a Honduras de la Sierra porque hay un pequeño grupo que, al parecer, está interesado en las minas, pero no sabemos algo más, no tenemos nombres, por eso queremos ser escuchados”.