top of page
  • EFE

Jersón aguarda su destino mientras aumenta la rebelión de los movilizados rusos

Moscú/Leópolis.- Jersón aguarda su destino tras reconocer las autoridades prorrusas la superioridad numérica de las fuerzas de Kiev en la provincia sureña, mientras que dentro y fuera del campo de batalla la rebelión de movilizados rusos va en aumento con quejas casi diarias sobre su situación y negativas a combatir.


"No vemos ningún tipo de ofensiva masiva" en Jersón por parte de Ucrania, indicó hoy el vicegobernador instalado por Rusia en esta región anexionada, Kiril Stremoúsov.

No obstante, indicó que hay "miles" de soldados ucranianos en las afueras de la provincia en lo que calificó de "superioridad numérica de las Fuerzas Armadas de Ucrania".

A LA ESPERA DEL DESENLACE

Tras dar la víspera por finalizada la evacuación organizada de decenas de miles de ciudadanos de la margen derecha, donde se encuentra la capital regional, e incluso parte de la ribera izquierda del río Dniéper, Stremoúsov adelantó que "en los próximos días se espera un desenlace de los acontecimientos" en la provincia.

"Estamos listos para cualquier decisión, incluso las más difíciles", recalcó, después de que dijera ya el viernes que "lo más probable" es que las tropas se retiren a la margen izquierda".

Kiev ha advertido de que puede ser una trampa porque a la vez observa cómo Rusia está preparándose para la batalla por la única capital regional en sus manos.

El Estado Mayor General de Ucrania indicó el lunes que los rusos, disfrazados de civiles, ocupan las casas de civiles y fortalecen las posiciones en el interior para "llevar a cabo batallas callejeras".

CUERPOS DE SOLDADOS RUSOS "SIEMBRAN" EL FRENTE ESTE

Reiteró que la región de Donetsk sigue siendo el epicentro "de la mayor locura de los ocupantes", pues "el suelo frente a las posiciones ucranianas está literalmente cubierto de los cuerpos de los ocupantes".

Ello hace que algunos soldados empiezan a reflexionar "sobre qué está pasando", aseguró.

Zelenski se refirió a la queja que trasladaron efectivos de la 155ª Brigada de Infantería de Marina al gobernador de la región rusa de Primorie por las 300 bajas en sus filas causadas en una ofensiva contra la localidad ucraniana de Pavlivka, cerca de Donetsk.

LA REBELIÓN DE MOVILIZADOS Y FAMLIARES

La protesta de los soldados de Primorie no es la única. El lunes el mismo medio informó de que 21 movilizados que se negaron a luchar están recluidos en un sótano en la aldea de Zavitne Bazhannya, en la provincia de Donetsk, según una carta de las esposas y madres.


El pasado viernes la inteligencia británica sostuvo que Rusia "probablemente" ha empezado a desplegar "unidades de contención" que amenazan con disparar a los desertores.

Este martes el medio Taiga.info, afirmó a su vez que la oficina del fiscal militar admitió que los movilizados de Norilsk que se entrenan en la región siberiana de Omsk se han quedado sin comida caliente.

También se conoció un vídeo grabado por ocho familiares de movilizados cerca de la oficina de registro y alistamiento militar en Pavlovsk, en la región rusa de Vorónezh, para exigir la vuelta de sus familiares del frente, de acuerdo con este portal.

La madre de uno de los movilizados, Marina Kretova, dijo que su hijo solo fue llevado al campo de tiro una vez durante el entrenamiento de dos semanas.

El medio independiente Meduza se hizo eco además de vídeos grabados por movilizados en Tatarstán que exigieron a sus superiores que mejoren sus condiciones al quejarse de la falta de agua, leña para calentarse y de la entrega de armas obsoletas.

Entretanto, en la república rusa de Chuvashia más de cien movilizados se negaron a principios de mes a luchar en Ucrania por no haber recibido aún ningún pago de los 195.000 rublos mensuales (3.184 dólares) prometidos, según Gulagu.net.

bottom of page