• ALEJANDRA OROZCO

La aventura de ser mamá: Los primeros dientes

Tuxtla.- Hace un par de semanas, mi hija empezó a llevarse más las manos y dedos a la boca, a babear más que de costumbre, a estar más irritable y llorona por ratitos, y a despertarse más por las noches, y la semana pasada nos dimos cuenta de la razón.

Estábamos en la cocina, Rodrigo la tenía cargada mientras jugábamos a las escondidas (uno de los juegos que más le gustan), y cuando se carcajeó, abrió la boca y echo para atrás la cabeza, los dos al mismo tiempo nos dimos cuenta del filito blanco que se asomaba en su encía inferior: el primer diente.

Cómo pudimos, porque casi no se deja ni tocar ni abrir bien la boca, examinamos y encontramos que en efecto, ya vienen ambos dientes de abajo, a sus siete meses y medio Elisa ya está empezando con la dentición, y todas las consecuencias que esto implica.

Definitivamente ha estado más molesta, y concluimos que ese es el motivo por el cual en días pasados se estuvo levantando más que de costumbre por las noches, con un llantito de queja, así como otras alteraciones en su comportamiento que apenas comenzamos a notar.

Por ejemplo, se muerde más el dedo, ha perdido el apetito (sobre todo con la comida que trae pedacitos, mientras todo lo licuado y lo frío los acepta mucho mejor), de pronto llora como que le doliera, pide más pecho y prácticamente solo se duerme así.

Ya el pediatra nos había advertido que después de los seis meses comenzarían a salir los dientes, y que los geles tipo “Nenedent” no le servirían de mucho, por lo que nos recomendó las mordederas frías, así como ofrecerle pedazos grandes de manzana o zanahoria refrigeradas para que se calme las molestias de las encías.

Así lo hemos hecho, sus llantos quejosos solo se calman con la mordedera de gel fría, a las manzanas ya les deja una parte raspadita con la parte del diente que ya le sobresale, y le he estado dando paletas de leche materna o de mango congeladas, así nada más, sin azúcar ni otros ingredientes, y le encantan.



Al parecer en los últimos días las molestias han disminuido porque tiene mejor apetito, llora menos y duerme mejor, aunque todavía se muerde mucho las manos y babea muchísimo, pero esperamos esta semana brote ya el otro diente y podamos tener tregua.

Aunque he leído que desde el primer diente ya hay que comenzar el cepillado y usar una pasta con flúor, de todos modos quiero asesorarme con algún odontopediatra o esperar a la cita con el pediatra a los ocho meses, para saber qué más hacer y qué cuidados tomar desde ahorita que está comenzando esta etapa.

Paralelo a todo este proceso -que es nuevo para nosotros y nos da nostalgia porque quizá sean las últimas veces que la veamos sonreír sin dientes, mostrando las encías-, comienza a mostrar signos de la llamada angustia de separación, al punto que solo se duerme con el pecho y si se despierta y no estamos Rodrigo o yo, no deja de llorar.

También comenzó a llorarme cuando me voy a trabajar, o a su papá cuando lo pierde de vista, incluso a sus abuelas, que somos las personas con las que más convive, cada vez se da más cuenta de las cosas, es más inteligente y definitivamente una niña más grande y madura.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com