• ALEJANDRA OROZCO

La aventura de ser mamá: salir de casa con bebé

Tuxtla.- Conforme se han ido reanudando las actividades y hemos avanzado hacia el semáforo verde, nos ha dado menos miedo sacar a la bebé de casa, ha estado demasiado tiempo en confinamiento y creo que ahora que las cosas aparentemente están mejor y ella está más grande, debe conocer más que las cuatro paredes de donde vivimos.

Aunque hay algunas tiendas a las que todavía no la dejan pasar -quizá a partir de hoy eso cambie-, al menos hemos ido a la plaza, el aeropuerto o alguno que otro restaurante, y hasta ahora ha mostrado ser feliz estando de paseo, la distrae y se divierte viendo cosas y lugares nuevos.


Claro, es uña bebé y tiene límites, se siente más cómoda yendo por largo rato a lugares que ya conoce, como la casa de mis abuelitas, de mi mamá o de mis tías, le encanta ver el cielo buscando pajaritos y no llora ante gente extraña, hasta me han llegado a decir que “es regalada” con los demás.


Además, se nos juntaron las invitaciones a sus primeras fiestas de cumpleaños, que eran más para mí que para ella -me encanta ir a piñatas-, entonces estuvo todo el fin de semana viendo niños, globos y piñatas, y conociendo a gente que la quería ver y no había podido por la pandemia.


Hasta ahora, Elisa ha demostrado ser una niña muy sociable, obviamente llega un punto en el que se aburre y ya no quiere nada más que chichi y casa, pero fuera de eso disfruta bastante estar paseando y que la abracen, hasta se durmió en brazos de un amigo una noche que fuimos a cenar.


Hablando de eso, una de las cosas que más tiran paro, es que alguien la abrace mientras una come... es muy difícil tenerla en brazos en un lugar público y comer al mismo tiempo, son malabares de mamás, así como darle de comer en estas condiciones, por el batidero y las trompetillas.


Mi bebé ya entra en las sillas periqueras... bajo supervisión y un rato antes de aburrirse, al menos se le puede dar de comer, por eso siempre cargo con su cuchara y su comida... pero si cuando se me ha complicado o ha hecho tarde, he caído en la necesidad de comprar papilla en frasquito (ya saben a cuál me refiero), y la verdad es que está bien pero solo en casos de emergencia, yo prefiero que coma lo que le hacemos en la casa.


Si de andar a las carreras hablamos, me he dado cuenta que es esencial llevar en la pañalera el babero, su cuchara, su mamila con agua (nos dimos cuenta que solo toma en mamila... y por cierto se nos olvidó una en la piñata de San Cristóbal), y cambios de ropa extra para calor, frío, lluvia y cualquier clima que se pueda presentar.


Una de las piñatas de este fin fue en Sancris, a Elisa le encantó el clima frío, pero como nos fuimos temprano le tocó comer y dormir sus siestas allá, en brazos, lo cual también es algo complicado pero no imposible... y por primera vez tuvimos un incidente de pañal escurrido por el que le tuve que cambiar el pantalón, las medias y hasta lavar el cambiador.


Y bueno, ya que tocamos el tema de los cambiadores, creo que esa ha sido una de las dificultades más grandes de andar en la calle... de por sí cuesta mucho cambiarle el pañal a Elisa, porque ya sabe jalarse las tiras de velcro y quitárselo, así que hacerlo en una bandeja de plástico haciendo malabares con toallitas, pañalera y ropa, es todo un show que requiere condición física.


También duelen los brazos... Elisa es muy inquieta, y es cansado cargarla, poner fuerza para dominarla y que no se caiga cuando se avienta o anda loqueando, simplemente llevarla en el asiento trasero del carro es muy complicado, porque ya no le gusta ir en su sillita, se le tiene que cargar, y a veces se duerme y también pesa.


Así nos ha ido con los paseos y su primer viaje... conforme crece, va suponiendo nuevos retos y algunas dificultades normales de cada niño, pero también es hermoso verla crecer, sonreír, desarrollarse, ser curiosa con su entorno, disfrutar de las pequeñas cosas como un globo o ver a una paloma, y ver cómo se asoma ese dientito, cada vez más grande.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com