• sie7eredaccion

La cultura de la protección de datos personales en el contexto de la economía digital

EDUARDO GRAJALES


En la dinámica actual es común que firmemos contratos sin leer las letras chiquitas, con lo que brindamos la posibilidad de usar nuestros datos como mejor prefieran.

Por necesidad o premura, la mayoría de veces no reparamos en lo que esto implica, sin embargo al cabo de cierto tiempo percibimos las consecuencias de tal impericia mediante las agobiantes llamadas para ofrecernos productos o servicios, a través del acoso de cobranzas extrajudiciales ilegales y penalizadas por la ley, o con los incesantes mensajes de publicidad invasiva que satura nuestros celulares.

En casos extremos estas prácticas derivan a delitos cibernéticos como fishing, estafas, robo de identidad, plagios, entre otros.

La falta evidentemente no es de las empresas sino deriva de la falta de una cultura de protección de datos personales, incluida nuestra imagen.

Para ponerlo en perspectiva, ¿Cuántos daríamos la llave de nuestra casa a un extraño para que conozca cómo vivimos, a nuestros hijos, sepa nuestros deseos o hasta nuestras enfermedades?

La respuesta es evidente, y justamente a esto conlleva brindar nuestros datos a empresas que no nos ven como sujetos de derechos, sino como un signo de pesos.

En la actualidad las grandes corporaciones comercializan tal información para analizar mercados, saber cómo piensa la población, que desea, que prefiere, cuánto consume, entre otros aspectos.

Dicha información es tan valiosa qué existe una economía global de datos que está siendo usada también por partidos políticos, gobiernos, y toda aquella institución que busca un tener un mayor control social y de su desempeño.

Ahora bien, lo preocupante de esto es lo que pasa cuando los datos se usan para cometer delitos.

De acuerdo a la OCDE, México ocupa el octavo lugar mundial en robo de identidad, mientras que reportes de la CONDUCEF indican que de 2018 a 2019 esta institución defensora del usuario de servicios financieros incrementó en un 35% sus denuncias por robos a tarjetas de crédito o nómina, vía digital.

Ante tal situación se presentan tareas y retos importantes, tanto a nivel ciudadano como gubernamental que obligan a preguntarse ¿Cómo fortalecer las leyes de transparencia y de acceso a la información para que sean más útiles, cercanas a la sociedad y sobre todo tengan mayor capacidad de sanción?

Por un lado, mucho contribuye la ciudadanía a ser más conscientes de la importancia de sus datos, investigando cuáles son, cómo funcionan, para que sirven y que uso pueden y deben darles cuando se otorgan legalmente y que hacer en caso de que este derecho se violente.

Aquí encontraremos los derechos ARCO que refiere a aquellos que toda persona tiene para salvaguarda de su información personal y además, al acceso, rectificación, cancelación y oposición de los mismos, en los términos que fije la ley.

En tanto, los órganos garantes, gobiernos y otras instituciones están llamadas a fortalecer su trabajo en materia de diseño e implementación de métricas de evaluación, herramientas legales para sancionar el mal uso de los datos personales, capacitación a Unidades de transparencia y promoción del uso de la tecnología para lograr gobiernos eficientes y una cultura de protección de información personal.

Este tema es una preocupación mundial y los gobiernos, principalmente europeos y norteamericanos, están trabajando en ello.

Las Naciones Unidas y la OCDE, ya han emitido recomendaciones en la materia y han implementado un grupo especial para la prevención y cuidado de los datos personales a nivel mundial. Recientemente se ha establecido certificación derivadas del Convenio 108 para la protección de datos personales, y se ha convocado a la primera gran Asamblea mundial global en protección de datos personales a realizarse este año. Cómo podemos ver los datos personales y la cultura de su protección no es un tema menor, por el contrario.

En el marco de una economía digital boyante México ni los mexicanos nos podemos quedar a la deriva.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com