• EFE

La movilización parcial de Putin ya está en marcha en Rusia

Moscú.- La movilización parcial decretada la víspera por el presidente ruso, Vladímir Putin, estaba hoy en plena marcha en Rusia, donde muchos reservistas ya han sido notificados de su deber de unirse a las filas del Ejército para luchar en Ucrania, mientras que otros intentan eludir la citación intentando abandonar el país.


En Moscú y otras ciudades rusas, la movilización parcial fue hoy el tema en el transporte público y la calle, entre mayores y jóvenes. En el metro de la capital una mujer explicaba a otra que uno de sus familiares ya había recibido la temida notificación para integrarse en las Fuerzas Armadas de Rusia.

EMPIEZA LA MOVILIZACIÓN

Y es que las citaciones oficiales empezaron a entregarse en distintos puntos del país ya el miércoles, el día en que Putin anunció la medida, que afectará a unos 300.000 reservistas, y ante la reacción social, el Kremlin tuvo que desmentir la supuesta intención de llamar a filas a un millón de personas.

Según la organización independiente OVD-Info, tras las protestas de ayer en más de 40 ciudades del país se detectaron casos entre los 1.321 detenidos en los que se intentó en las mismas comisarías de policía que los arrestados acusaran recibo de las notificaciones.

El conocido abogado de derechos humanos Pavel Chikov, señaló en su cuenta de Telegram que en una comisaría de Moscú los jóvenes detenidos recibieron citaciones de un representante de la oficina de registro y alistamiento militar para este miércoles.

Y en la segunda ciudad del país, San Petersburgo, los centros de reclutamiento distribuyen las convocatorias en "lotes", aseguró.

El medio siberiano Taiga.info publicó un vídeo en el que se puede ver cuatro autobuses aparcados delante de un estadio de la ciudad de Neriungrí, en Yakutia, el Lejano Oriente, que recogían a algunos de los miles de reservistas que Putin ha ordenado enviar a combatir en Ucrania. Familiares se despedían de ellos con lágrimas en los ojos.

El jefe de la república de Buriatia, Alexéi Tsidenov, confirmó que el proceso también está en marcha desde ayer en esta región del Extremo Oriente, de la que proceden muchos soldados que combatieron en Ucrania al principio de la llamada "operación militar especial".

En principio, Putin aseguró que solo serán llamados a participar en la movilización parcial aquellas personas que han cumplido el servicio militar obligatorio, tienen experiencia en combate o alguna especialidad que necesiten las Fuerzas Armadas.

Pero hay dudas sobre esta aseveración, pues han comenzado a hacerse públicos casos que apuntan a que también otros hombres que no son reservistas han sido citados a presentarse.


Una periodista de Ulan-Udé ha publicado un vídeo en el que denuncia que su esposo, de 38 años y con cinco hijos, fue citado por la noche pese a no estar en la reserva y pese a la ley federal que prohíbe a movilizar a reservistas con tres hijos y más.

Al día siguiente ya estaba de camino en un tren a Chitá camino a la fase de entrenamiento a los que se deben someter los reservistas antes de ser trasladados al frente, según el decreto de Putin.

COLAS PARA CRUZAR FRONTERAS DE PAÍSES VECINOS

Otros rusos han decidido no esperar a que les sea entregada la notificación militar e intentan abandonar el país.

Apenas quedan billetes de avión a las naciones donde los rusos no necesitan visado, como Armenia, Turquía o Azerbaiyán y Asia Central, o si los hay tienen un coste prohibitivo.

Vladímir K., de 46 años, viajó hoy como turista desde Moscú a Oriente Medio y, según contó a Efe, en el control de pasaportes del aeropuerto de Domodédovo los agentes hicieron a todos los hombres una serie de preguntas, como cuándo habían comprado el billete, si tenían un pasaje de regreso y cuál era el motivo del viaje.

Para muchos solo queda salir de Rusia en coche. Algunos países vecinos han dado cuenta de colas o al menos de un aumento del tráfico de vehículos rusos en sus fronteras.