• EFE

La OMS alerta por riesgo tras nuevo brote de ébola desde el Congo

Kinshasa.- La República Democrática del Congo (RDC) inició hoy su campaña de vacunación frente al nuevo brote de ébola -el decimocuarto de su historia- declarado en el noroeste del país el pasado sábado, confirmó la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Alrededor de 200 dosis de la vacuna experimental rVSV-ZEBOV (aprobada en 2019 en Estados Unidos y la Unión Europea) fueron enviadas desde la ciudad de Goma (noreste) a Mbandaka, capital de la provincia noroccidental de Ecuador, donde se confirmó el pasado 23 de abril el primero de los dos casos detectados hasta ahora, ambos fallecidos.

"Con vacunas efectivas disponibles y la experiencia de los trabajadores sanitarios de la RDC en la respuesta al ébola, podemos cambiar rápidamente el curso de este brote hacia una buena dirección", dijo a través de un comunicado la directora regional para África de la OMS, Matshidiso Moeti.

A pesar de que la preparación del país para hacer frente a la enfermedad es mejor que en el pasado, la OMS advirtió este martes del riesgo de propagación porque el área afectada está muy conectada con la capital congoleña, Kinshasa, y con países vecinos.

Hasta el momento, han sido rastreados y están siendo monitorizados al menos 233 contactos, detalló la OMS, mientras han sido desplegados tres equipos sobre el terreno que vacunarán a los contactos de los casos confirmados y a los contactos de estos (en la estrategia llamada del anillo).

El paciente que hizo saltar las alarmas de las autoridades, un varón de 31 años, empezó a sangrar persistentemente el pasado jueves mientras era atendido en el hospital tras presentar algunos síntomas propios de la enfermedad, como fuertes dolores de cabeza y fiebres, y falleció el viernes 22 de abril.

El segundo caso fue una mujer de 25 años, cuñada del primer fallecido, que murió este lunes 25 de abril también en Mbandaka.


Se trata de los primeros casos de ébola registrados en la RDC desde que la OMS anunciase el 16 de diciembre de 2021 el fin del decimotercero y último brote de la enfermedad en el país, que provocó once casos y seis muertos en la provincia nororiental de Kivu del Norte.

Desde 2018 hasta 2020, el noreste de RDC -incluyendo las provincias de Kivu del Sur, Kivu del Norte e Ituri- vivió su peor brote de ébola, con al menos 2.299 muertos, según cifras de la OMS.

La enfermedad, descubierta en 1976 en la RDC -entonces llamada Zaire-, se transmite por contacto directo con la sangre y fluidos corporales de personas o animales infectados.

Esta fiebre causa hemorragias graves y puede alcanzar una tasa de mortalidad del 90 %, mientras sus primeros síntomas son fiebre repentina y alta, debilidad intensa, y dolor muscular, de cabeza y de garganta, además de vómitos.

Desde 2014 a 2016, el ébola causó la muerte de unas 11.300 personas en África occidental -incluyendo Guinea-Conakri, Liberia y Sierra Leona-, si bien la OMS advirtió que estas cifras pueden ser conservadoras.