• ALEJANDRA OROZCO

Lamentable que 4 de cada 10 personas no revisan su audición

Tuxtla.- De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, hay más de 2.4 millones de personas en México que presentan alguna discapacidad auditiva, situación que para 2025 proyectan que crezca en un 30 por ciento.



Ricardo Miceli Flores, otorrinolaringólogo, señala que existen muchos tipos de hipoacusias relacionadas, la más común es la presbiacusia, pérdida relacionada con la edad avanzada, de los 40 años en adelante, donde tiene que ver la genética o enfermedades crónicas como diabetes e hipertensión.


“La segunda más común es la que se presenta en niños de 5 a 8 años, por la aparición de infecciones crónicas repetitivas de oído, nariz y garganta, por lo cual se acumula moco en el oído medio, causando una otitis media serosa que hace que este problema progrese lentamente”.


El tercer lugar lo ocupan las hipoacusias neonatales, que afortunadamente no son muy frecuentes y se relacionan con el consumo excesivo o no controlado de ciertos medicamentos o enfermedades de la madre al desarrollarse el embrión, aquí lo importante es cuidado y buen control prenatal.



De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), las causas de pérdida auditiva en la población se dividen según su prevalencia:


-Prevalencia elevada. Aquellas por causas hereditarias; Otitis Media Crónica; Presbiacusia (pérdida auditiva relacionada con la edad).


-Prevalencia moderada: Exceso de ruido; sustancias químicas y fármacos ototóxicos; problemas de salud prenatal y perinatal; causas infecciosas; cerumen, cuerpos extraños.


-Prevalencia baja: Factores relacionados con la alimentación; causas de origen traumático; enfermedad de Méniere; enfermedades cerebrovasculares.


“Lo que más observamos es la sordera relacionada con la contaminación ambiental, por lo que recomendamos evitar lugares con muchos ruidos y bocinas, así como un adecuado control de enfermedades crónicas y un estudio anual de audición”, señaló.


Por otro lado, recordó que con un objeto nos podemos perforar la membrana timpánica, lo que también provoca hipoacusia inducida por cualquier objeto, no solo cotonetes, por ello se recomienda limpiarse solamente con agua y jabón.

Entradas Recientes

Ver todo