• ALEJANDRA OROZCO

Letalidad en menores de edad por Covid es mínima

Tuxtla.- En lo que va del año, el Hospital de Especialidades Pediátricas (HEP) ha reportado 300 pacientes sospechosos entre 0 y 17 años, de los cuales el 10 por ciento han resultado positivos, con una tasa de mortalidad baja.



Rafael Guillén Villatoro, director de este hospital, señaló que la semana pasada tenían cuatro pacientes internados a los que les estaban realizando el diagnóstico de sospecha para descartar esta enfermedad, ya que por ser un hospital no COVID, los casos positivos que requieren internarse se trasladan al búnker pediátrico del hospital Vida Mejor.


“Hemos tenido una escasa cantidad, desde recién nacidos hasta los 17 años, hemos atendido pacientes con complicaciones o secuelas, por ejemplo tuvimos solo uno este año con síndrome inflamatorio pediátrico”, mencionó.


Cabe señalar que en niños el cuadro de la enfermedad es amplio, predomina la fiebre, escurrimiento nasal, tos, síntomas gastrointestinales e incluso han tenido algunos casos positivos a quienes van a realizar alguna cirugía grande y son asintomáticos.


“Por eso hay que seguir manteniendo la sana distancia, usar cubre bocas, la mayor tasa de letalidad es entre mayores de 60 años, confiamos que habrá una vacuna aprobada para la edad pediátrica, pero la prevención a nivel costo beneficio es mejor, sigamos sin descuidarnos y evitemos reuniones”, precisó.


Emergencias, en aparente calma


Por su parte, Francisco Alvarado Nazar, delegado estatal de la Cruz Roja, señaló que en los últimos días no se ha visto un incremento de casos, llegamos a una meseta en esta tercera ola, es decir, se mantienen las incidencias desde hace tres semanas pero siguen a la expectativa.



“Apenas se van a cumplir los 20 días desde el regreso a clases, recordemos que está la fase de contagio, incubación, desarrollo, por ello siempre contamos 20 días después de algún detonante, y para evitar otro, les pedimos que en las fiestas patrias no se junten, o al menos no con mucha gente, que sea en ambientes ventilados, cuidando el contacto físico, y vacunarse”.


Durante las últimas dos semanas, Nazar reporta un descenso en las llamadas de emergencia por esta causa, se recibe en promedio una llamada cada cuatro horas cuando antes eran cada dos horas, pero aún hay fallecimientos o pacientes desaturando, por lo que no desaparece el virus, sigue habiendo un alto riesgo, por ello invitó a estar alerta para que no haya picos por eventos sociales.


“Entre los llamados de emergencia médica no hemos atendido a menores de edad, por lo general cuando se pide una ambulancia es porque el paciente está muy grave, prácticamente solo se mueve para intubar, los niños que han sido hospitalizados en Chiapas tienen comorbilidades, ya están en el sistema o son prematuros, en el 911 se han atendido adultos arriba de 40 años por dejar hasta el final esta opción, con la esperanza de recuperarse en casa, con saturación de 40 o hasta 30, que pueden hasta fallecer en el traslado”, detalló.


Por ello, finalizó diciendo que el semáforo de riesgo debe ser personal, y que a pesar del color en el que se encuentre la entidad, cada uno debe tomar las medidas para protegerse y evitar contagios.