• ALEJANDRA OROZCO

Más de la mitad de las chiapanecas han sido víctimas de violencia

Tuxtla.- Cada 25 de noviembre, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, aunque la realidad es otra: por más moños naranjas que se cuelguen funcionarios y dependencias, las mujeres siguen siendo víctimas de delitos, desapariciones y hasta la muerte todos los días.



Los resultados de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares (ENDIREH) 2016 indican que 52 de cada 100 mujeres de 15 años o más de edad que viven en Chiapas han sufrido al menos un incidente de violencia de cualquier tipo a lo largo de la vida.


El 34.9 por ciento de ellas han sufrido violencia por parte de la pareja actual o última a lo largo de su relación, mientras que 37.8 por ciento ha sufrido al menos un incidente de violencia por parte de otros agresores distintos a la pareja a lo largo de la vida.


Las mujeres con mayor propensión a experimentar violencia por cualquier agresor son las que residen en áreas urbanas, en edades entre 25 y 34 años, las que cuentan con nivel de educación superior y las que no pertenecen a un hogar indígena.


Se estima que entre enero y septiembre de 2020, 9 por ciento de los hogares en el país experimentaron alguna situación de violencia familiar, mientras que las averiguaciones previas iniciadas y carpetas de investigación abiertas, señalan que los principales delitos cometidos en contra de las mujeres en Chiapas son los relacionados con la violación y el abuso sexual.


De acuerdo con datos de la ENDIREH 2016, en Chiapas de las aproximadamente 591 mil mujeres que declararon al menos un acto de violencia por parte de su pareja actual o última, 40 por ciento lo había hablado con alguien; de quienes sí habían hablado con alguien, la mayoría lo hizo con algún familiar, con amigas, compañeras, vecinas o conocidas, y en proporciones menores se observa que hay mujeres que se acercaron con algún especialista.

Al analizar el porcentaje de mujeres que buscan apoyo en una institución o acuden a denunciar ante alguna autoridad, destaca que es mayor el porcentaje cuando se trata de violencia por parte de la pareja, mientras que el ámbito más bajo se encuentra entre las mujeres que reportaron violencia en los espacios públicos comunitarios.

Contingencia y violencia


El 2020 ha sido un año sin precedente debido a la pandemia generada por el virus SARS-CoV2, donde las medidas adoptadas por los gobiernos nacionales y estatales para la protección de la población han sido el confinamiento y adoptar medidas de aislamiento.


Estas acciones tienen repercusiones en la vida familiar al agravar situaciones de estrés económico y tensión familiar, con efectos particularmente adversos para mujeres, niñas, niños y adolescentes quienes pueden confrontar el surgimiento o agravamiento de situaciones de violencia.


En este contexto, de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) tercer trimestre 2020, se estima que entre enero y agosto de 2020, en el país 9 por ciento de los hogares experimentaron alguna situación de violencia familiar; en el caso de las mujeres este porcentaje fue de 9.2 por ciento y en los hombres fue de 6.1 por ciento.


En los meses de enero a mayo de 2020 hay una tendencia a la baja en la proporción de población de 18 años y más que sufrió violencia en el entorno familiar, que inicia una reversión en junio y alcanza su punto más alto en junio y agosto.


Se puede identificar que los efectos del confinamiento en la violencia dentro de los hogares no necesariamente se manifestaron de manera automática en el inicio del aislamiento (abril), ya que se observa un incremento en las manifestaciones de violencia en el entorno familiar en los meses posteriores (junio-agosto), que pueden sugerir el agotamiento de las relaciones entre los integrantes del hogar.


Asimismo, se observa que a lo largo de los ocho meses del periodo de referencia la violencia que experimentaron las mujeres en el entorno familiar siempre se mantiene por arriba de los hombres, resaltando que el mes de junio las mujeres alcanzan el mayor porcentaje de violencia en el entorno familiar con 2.6 por ciento, mientras que los hombres registran 1.2 por ciento.


Se estima que 5.4 por ciento de las personas de 18 años y más, en zonas urbanas, fueron violentadas con ofensas o humillaciones por parte de algún miembro de su hogar, si bien la mayoría de las agresiones se concentran en violencia verbal, es importante destacar que la violencia es gradual.


En 4 de cada 10 casos el principal agresor miembro del hogar, fueron personas sin parentesco especificado, en segundo lugar se destaca la identificación del esposo o pareja sentimental, en tercer lugar se menciona a otro familiar, seguido por hermano y la madre.


Si bien la proporción del total de delitos contra la mujer no sobrepasa el 7 por ciento del total de delitos registrados de 2013 a 2018, se puede observar que los principales delitos cometidos en contra de ellas son los relacionados con el abuso sexual y la violación, los cuales representaron en 2018, 19.9 y 59.5 por ciento, respectivamente.


Feminicidios a la alza


Los homicidios dolosos en Chiapas muestran una tendencia con cambios: mientras que en 1990 se presentaban 8.1 homicidios por cada 100 mil habitantes, y en 2007 se tuvo un mínimo histórico de 2.2; en 1998 se alcanzó la cifra de 21.5 homicidios por cada cien mil habitantes, la más alta en el periodo de 30 años analizado, mientras que en 2019 presenta una tasa de 11 homicidios.


De acuerdo con el artículo 325 del Código Penal Federal (CPF), “Comete el delito de feminicidio quien prive de la vida a una mujer por razones de género. Se considera que existen razones de género cuando concurra alguna de las siguientes circunstancias: I. la víctima presenta signos de violencia sexual de cualquier tipo […] IV. haya existido entre el activo y la víctima una relación sentimental, afectiva o de confianza […] VII. el cuerpo de la víctima sea expuesto o exhibido en lugar público”.


En Chiapas, en 2015 se registraron 50 víctimas por el presunto delito de feminicidio, en 2013 se muestra una ligera disminución con el registro de 48; en tanto que en 2018 se presentan 37, por su parte la tasa presenta su cifra más alta en 2013 y 2015 con 1.8 feminicidios por cada 100 mil mujeres.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com