• AFP

Más pobreza y desigualdad para México


De las cosas que más duele en México es como va incrementando la pobreza; es lamentable que los propios gobiernos que ha tenido nuestro país se hallan hecho cargo de empobrecer a México pero desde la llegada de la pandemia del Covid-19 ha sido mucho peor. Precisamente lo hemos dicho y seguiremos remarcando que el Covid-19 no respeta edad, tiempo, nacionalidad y menos estatus social, si eres rey no te exenta del contagio. Lamentablemente en la economía es que al pueblo mexicano si nos pega y nos pega duro.

Los más pobres han sufrido más aguda pobreza, sin trabajo remunerado, con trabajo muy mal pagado, sin atención médica porque en la mayor parte de la geografía de la nación no operan hospitales, sino acaso, cuando bien les va a las comunidades, una pobre clínica sin médico, ni enfermera, ni medicamentos.

A los medianos, a los ricos, y a los potentados, la acción del virus de la muerte fue como quitarle un pelo al gato. Otros, muy pocos, se enriquecieron más que en condiciones normales.

Seis de cada diez víctimas mortales de COVID en México son personas pobres, sin protección social, con empleos mal pagados o no remunerados, o bien sin trabajo.

La desigualdad económica, la precariedad de más de la mitad de la población y la limitada estrategia del gobierno mexicano para proteger el empleo y el ingreso familiar, han sido la fórmula perfecta para que la mayoría de muertes por Covid se registre en el grupo de personas pobres y pobres extremos.

La magnitud de los efectos negativos sobre la economía, el comercio, el empleo, y el bienestar a causa de las restricciones económicas y sociales supone un riesgo importante de retrocesos en los logros de desarrollo social de las últimas décadas, orientados a mejorar el bienestar de la población y contribuir al cumplimiento de los derechos sociales.

Lo peor de verdad que esta por venir, el impacto de la pandemia

ha sido de tal magnitud que aún no se ha tocado fondo, pues los efectos de la crisis siguen sintiéndose en el empleo, los ingresos, la salud mental y la alimentación de las personas.

El golpe de la pandemia ha sido más fuerte entre los mexicanos de menor nivel socioeconómico, lo que ha aumentado la brecha entre ricos y pobres. Así que lo peor esta por venir, estamos en medio de la tercer ola, situación por la cual sin duda empeorara. Acá les dejo unas cifras para analizar, son cifras de la desigualdad: En 2020, el promedio del ingreso corriente trimestral por hogar fue de 50,309 pesos, a diferencia del promedio de 53, 418 pesos observado en 2018, lo cual representa una disminución de 5.8 por ciento. La principal fuente de ingreso es por trabajo con 32,106 pesos, promedio, que presenta una disminución de 10.7% con respecto a 2018. El gasto corriente monetario promedio trimestral por hogar fue de 29 mil 910 pesos, con una disminución de 12.9%, respecto a 2018, cuando fue de 34, 329 pesos. En los hogares se dio una disminución del gasto corriente monetario trimestral, en el rubro de educación y esparcimiento, de 44.8%; en vestido y calzado, de 42%, así como del transporte y comunicación, en 18.9 por ciento.

El gasto promedio en el rubro de salud, por su parte, tuvo un aumento de 40.5% con respecto a 2018. Obvio. En 2020 había que tratar de sobrevivir. La pandemia estaba arremetiendo con toda su fuerza a ricos y pobres. No podemos decir que por parejo porque hubo ricos que se aprovecharon de la ocasión y se hicieron exponencialmente más ricos. Nuevo León (72, 931), Baja California (67, 821) y Ciudad de México (67, 357) reportan el ingreso promedio trimestral más alto. En contraste, Chiapas (29,168), Guerrero (32, 516) y Veracruz (35, 126) reportan el ingreso más bajo. Los resultados de la edición 2020 de la Encuesta, aclara el director del INEGI, Julio Santaella Castell, permiten dimensionar los cambios que, a consecuencia del periodo de contingencia sanitaria, originada por la COVID-19, las medidas de confinamiento de la población y el cierre de la actividad económica, entre otros factores, sufrieron los ingresos y los gastos en los hogares de México.

Entradas Recientes

Ver todo