• EFE

México corre riesgo de sufrir todavía más inflación por la guerra en Ucrania

Ciudad de México.- La guerra en Ucrania tiene por el momento un efecto limitado en la economía mexicana, poco dependiente del gigante ruso, aunque el impacto colateral en los precios de las materias primas amenazan con disparar la ya muy elevada inflación.

La invasión de Rusia a Ucrania se ha vivido en México con cierta tranquilidad a diferencia de su país vecino y principal aliado comercial, Estados Unidos, y de sus socios europeos, donde la nación latinoamericana tiene también un importante mercado.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró la semana pasada con una ganancia del 2,14 % pese a la invasión de Ucrania, y este lunes, pese a la escalada del conflicto, cerró con otro alza del 1,61 %.

Ello contrasta con los parqués europeos, que este lunes cerraron con pérdidas en sus principales plazas tras la nueva tanda de sanciones a Rusia y la alerta nuclear declarada por Moscú.

LA RELACIÓN ECONÓMICA MÉXICO-RUSIA

Según datos de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Rusia fue en 2020 el 35 socio comercial de México a nivel mundial y el primero entre los países de Europa Central y Oriental, con un comercio bilateral de 1.291,8 millones de dólares.

El crecimiento de 5,7 % en las exportaciones registrado en 2020 se debió principalmente al incremento en las ventas mexicanas de automóviles de turismo (de pasajeros), teléfonos, cerveza de malta, azúcar y residuos y desechos de cobre y aleados.

Los principales productos que México importó de Rusia en 2020 fueron urea, incluso en disolución acuosa, aleaciones de aluminio, productos intermedios de hierro o acero sin alear, y abonos minerales o químicos.

Además, Rusia -que ha enviado millones de dosis a México de la Sputnik V- es el 41 inversionista mundial de México, muy por detrás de Estados Unidos o España, por ejemplo.

Aunque la relación entre México y Ucrania es menor en términos comerciales, ambos países cuentan actualmente con 4 tratados internacionales en las áreas de prevención de la evasión fiscal; cooperación educativa y cultural; cooperación científica, técnica y tecnológica y comercio y cooperación económica.

En 2020, el comercio de mercancías entre Ucrania y México ascendió a 291,3 millones de dólares con México como segundo socio comercial de Ucrania en América Latina.

MATERIAS PRIMAS, INFLACIÓN Y DAÑOS COLATERALES

Aunque de manera inmediata no se prevén golpes duros a la economía mexicana, expertos consultados por Efe ven una muy probable subida de los precios al consumidor -superior al 7 % actualmente- derivada del alza de las materias primas, especialmente del petróleo.

"No se descarta que alcance el nivel del 8 %, y si el precio del petróleo llega a niveles máximos históricos, se podría llegar a niveles cercanos al 10 %", dijo a Efe la directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller, quien ve también una "alta volatilidad" en el desempeño del peso mexicano estos días.

Siller advirtió también de los peligros por el alza de los precios internacionales del petróleo -pues México es productor pero "importa más que exporta"- y de otras materias primas como el aluminio, el maíz o la madera.

"Insistiría en que el costo en términos económicos de la guerra no es tan importante, pero por supuesto que afectará la economía mexicana y va a tener efectos en la inflación", agregó a su vez el politólogo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Khemvirg Puente.

Puente recordó que la guerra ha ocasionado problemas por ejemplo para la panificadora mexicana Bimbo, que tal y como informó la propia compañía, paralizó por seguridad "temporalmente" sus operaciones en su planta ucraniana de Dnipro.

Siller también pronosticó que para frenar la inflación el Banco de México elevará el tipo de interés al 6 %.

Según estimó, este subiría hasta el 8 %, aumentando sustancialmente el costo de los préstamos y, previsiblemente, frenando el consumo en un momento en que el país se recupera a un menor ritmo del deseado, tras caer su producto interno bruto (PIB) un 8,2 % en 2020.

AMLO MINIMIZA

En su tónica habitual, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha descartado un impacto grave para su país de esta guerra que tiene al mundo en jaque.

"Decirle al pueblo de México que no hay nada que preocuparnos porque la economía está creciendo", dijo el mandatario este lunes, y agregó que está "garantizado" que no aumentará el precio de la luz ni de las gasolinas.

No obstante, Siller señaló que ante un aumento generalizado del costo del crudo, el margen de maniobra gubernamental es ya muy pequeño: "En el precio de la gasolina ya se tiene el 100 % de estímulo sobre el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), por lo que ya no hay espacio sobre las finanzas públicas".

Y aunque México ha condenado la invasión y está realizando operativos para evacuar a sus ciudadanos en Ucrania, López Obrador afirmó: "Nosotros no nos vamos a cerrar a ningún país".

El mandatario hizo este comentario después de que durante el fin de semana el secretario de turismo, Miguel Ángel Torruco, enviara un saludo en su cuenta oficial de Twitter a la aerolínea rusa Aeroflot, la cual ha sido sancionada por varios países por la invasión rusa a Ucrania.

Este mismo martes, agregó que no habrá "ninguna represalia de tipo económico" para Rusia, apostando únicamente por el diálogo entre naciones para salir del conflicto.

Algo menos optimistas que el mandatario se han mostrado los mexicanos.

Casi siete de cada 10 mexicanos, el 69 % de la población, están preocupados por la guerra de Rusia en Ucrania y creen que tendrá repercusiones en el país, según reveló este lunes una encuesta del diario El Financiero.