• EFE

México sigue sin llegar a la cobertura plena tras un año de vacunación

Ciudad de México.- México cumple este viernes un año desde que administró su primera vacuna contra el coronavirus sin poder alcanzar el 100 % de cobertura en dosis completas y entre críticas de la comunidad científica por falta de planeación y el uso político del proceso de vacunación.



Con una carpeta llena de documentos bajo el brazo, Víctor Manuel Sánchez, de 64 años, sale del centro de vacunación de la Biblioteca Vasconcelos de Ciudad de México tras recibir su tercera dosis de AstraZeneca.


Sánchez, que en 2020 pasó 14 días en cuidados intensivos por covid-19, forma parte de los más de 12 millones de mexicanos mayores de 60 años que ya pueden recibir su refuerzo, de esta forma el país cumple un año desde la primera aplicación del biológico.

Cuando la enfermera María Irene Ramírez, de 59 años, recibió la vacuna Pfizer-BioNTech, México se había convertido en la primera nación latinoamericana, con la excepción de Puerto Rico, en administrar el fármaco.


Sin embargo, y tras 12 meses, el país solo ha logrado inocular con ambas dosis al 56 % de su población total y 7,32 % solo han contado con la mitad del esquema, además de que no se ha aprobado aún la vacunación para niños menores de 15 años.


Esas cifras lo alejan de otros países de la región que comenzaron a inyectar después, como Chile (86 %), Uruguay (77 %), Ecuador (68 %) y Brasil (67 %).


"Haber comenzado antes no nos ha dado ventajas. Tenemos mucha experiencia en campañas de vacunación, pero se ha cometido el error de delegar la responsabilidad a otras personas, como la Secretaría de Bienestar (encargada de programas para atender la pobreza)", aseguró a Efe Malaquías López, académico de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).


Para Alejandro Macías, quien fuera el zar mexicano contra la pandemia de gripe AH1N1 en 2009, el ritmo no ha sido el deseado por la adquisición de las vacunas en el extranjero, responsabilidad de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), después de que se estancó por meses la operación para envasar hasta 250 millones de unidades de AstraZeneca dentro del país en coordinación con Argentina para distribuirlas en el continente.


"México llegó a tener hasta ocho distintas vacunas y eso lo hizo más complicado logísticamente", apuntó Macías a Efe.

CIFRAS QUE SE QUEDAN CORTAS

No fue hasta mayo que el envasado de AstraZeneca en México comenzó a carburar realmente y desde entonces se ha logrado producir alrededor de 70 millones.


El Gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha presumido de una campaña exitosa, e incluso celebró con "misión cumplida" a finales de octubre cuando se logró el objetivo de lograr que el 100 % de los mexicanos mayores de 18 años hayan tenido la opción de acceder a al menos una dosis.


Estas señales de victoria distan de la opinión de los expertos y epidemiólogos, quuienes arguyen que de poco sirven esas cantidades si no se toma en cuenta que lo importante es que la mayor cantidad de mexicanos cuenten con el esquema completo.


Hasta el momento, México ha recibido prácticamente 200 millones de vacunas y ha suministrado más de 148 millones, por lo que quedan entorno a 54 millones de dosis que todavía no se han aplicado.


Pese a que el porcentaje de la población que cuenta con la totalidad de las dosis no llega al 60 %, el Gobierno ha utilizado desde el inicio de la crisis sanitaria el número de adultos mayores de 18 años inoculados como referencia (89 %).