• AGENCIAS

México vive su peor sequía en 30 años, según la NASA

EE.UU.- Por ejemplo, la Ciudad de México vive su peor estiaje en 30 años, según imágenes de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio, (NASA, por sus siglas en inglés), en su sitio de noticias sobre ciencia.



Presas, al límite


De acuerdo con el reporte, unas 60 presas grandes, ubicadas en el norte y centro de México, están por debajo del 25 % de su capacidad.


Con este panorama, el país se está acercando a una de las estaciones con menos agua en las últimas décadas.


En 2011, las condiciones de sequía abarcaron el 95 % y provocaron hambrunas en el estado de Chihuahua. En 1996, el país vivió sufrió enormes pérdidas de cosechas.


Con imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA, datos de Landsat del Servicio Geológico de Estados Unidos y datos del Índice de Estrés Evaporativo, la NASA determinó la baja capacidad que tienen las grandes presas en todo México, como la presa Villa Victoria.

La primera imagen muestra la presa el 30 de marzo de 2021, la cual está a aproximadamente un tercio de su capacidad normal.

El bajo suministro, agota los recursos hídricos para beber, cultivar y regar, por lo que algunos de los administradores gubernamentales han reducido el flujo de agua desde los embalses y ya hay registros de habitantes que se han quedado sin agua corriente.


Los más afectados

Según el Servicio Meteorológico Nacional de México (SMN), el noroeste y el noreste han pasado recientemente de una sequía severa a una extrema.


Desde el 1 de octubre de 2020 hasta el 18 de abril de 2021 (durante la temporada seca), el SMN informó que el país tuvo alrededor de un 20 % menos de precipitaciones de lo normal y varias áreas en el este, oeste y sureste de México también alcanzaron temperaturas superiores a 35 grados centígrados.


Los analistas agrícolas proyectan que algunos cultivos sufrirán en la producción, como el maíz blanco en Sinaloa (el mayor productor de maíz de México).


Los meses húmedos de 2020 también recibieron precipitaciones escasas, en parte debido al reciente fenómeno de La Niña.



Fenómeno de La Niña


De acuerdo con un comunicado de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC), el fenómeno de La Niña es parte de un evento climático que consiste en la disminución de la temperatura de la capa superficial del océano Pacífico (la capa superficial del océano va de la superficie hasta 200 metros de profundidad aproximadamente).


Este patrón se produce o es resultado de un incremento en la intensidad de un sistema de vientos que circulan en el planeta conocidos como vientos alisios que van de este a oeste en el Pacífico, lo que resulta en una disminución de la temperatura en la zona intertropical de este océano, el más grande del mundo.


Se explica que el agua inusualmente fría en el Océano Pacífico del este inhibe la formación de nubes de lluvia y produce menos precipitaciones sobre México y el sur de los Estados Unidos.


Algunos autores consideran que La Niña es la fase fría de una oscilación térmica del Pacífico, la fase cálida es El Niño, la cual se manifiesta como un aumento de la temperatura de la capa superficial del océano Pacífico.