• EFE

México y EU crearán un grupo de trabajo para impulsar energías limpias

Ciudad de México.- México y Estados Unidos acordaron este miércoles crear un grupo de trabajo para impulsar las energías limpias durante los próximos tres años, informaron fuentes oficiales sobre la visita al país del enviado especial para el Clima de la Casa Blanca, John Kerry.



"La gran preocupación de John Kerry es acelerar el paso hacia energías limpias: electromovilidad, aumentar la producción de energía de todo tipo, eléctrica, o energías que no consuman fósil", explicó el canciller de México, Marcelo Ebrard, tras la reunión de Kerry con el mandatario mexicano, Andrés Manuel López Obrador.


Sobre ese diálogo, el presidente de México informó en redes sociales que fue "con franqueza y respeto".


"Me reuní con John Kerry, enviado presidencial especial de Estados Unidos para el Clima, y como siempre hablamos con franqueza y respeto", apuntó López Obrador en un tuit.


El mandatario mexicano acompañó el mensaje con una fotografía en la aparece saludando con el puño a Kerry en Palacio Nacional y detrás se observa al embajador de EE.UU. en México, Ken Salazar, y al canciller mexicano.


Previamente, Kerry había dicho en la cancillería que Estados Unidos "respeta totalmente la soberanía de México", al hablar de la reforma energética impulsada por el mandatario López Obrador.



"Respetamos totalmente la soberanía de México. Sé que el presidente ha comenzado a hacer algunas reformas que son importantes para él y para su país y lo que nosotros queremos hacer es trabajar con México para reforzar (...) y fortalecer la posibilidad de que el mercado sea abierto, competitivo", afirmó Kerry en un mensaje.


La iniciativa de reforma constitucional en materia energética, enviada al Legislativo en septiembre pasado, causa controversia porque limitaría al 46 % la participación privada en generación eléctrica para favorecer a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), empresa del Estado.


La visita de Kerry se produce tras el viaje el 21 de enero de la secretaria de Energía de Estados Unidos, Jennifer Granholm, quien en un mensaje expresó las "preocupaciones" de Washington por el "potencial impacto negativo" de la reforma eléctrica que impulsa el presidente.


En un tono mucho más conciliador, Kerry dijo este miércoles: "Estados Unidos está preparado para ayudar de todas las maneras posibles y no porque nos beneficie a nosotros sino porque todos estamos en esto juntos".