• EFE

Marchan por el "entierro" del salario mínimo en Argentina ante la alta inflación

Buenos Aires.- Un grupo de organizaciones sociales y de izquierdas marcharon este lunes para escenificar el "entierro" del salario mínimo, vital y móvil en Argentina, situado en los 47.850 pesos mensuales (unos 350 dólares estadounidenses), en medio de las elevadas tasas de inflación que sufre el país suramericano.


Coronas de flores, pancartas con el lema "el salario ha muerto" e incluso un ataúd de madera fueron los elementos más característicos de este cortejo fúnebre, que desembocó en el Ministerio de Trabajo, justo en la previa de la reunión entre los representantes de los sindicatos y las empresas para actualizar el monto del salario mínimo.

Durante la protesta, los manifestantes clamaron por una subida del salario mínimo, vital y móvil hasta los 111.000 pesos mensuales (alrededor de 812 dólares), lo equivalente al costo de la canasta básica total para una familia de cuatro personas, un dato que sirve para establecer la línea de pobreza.

"Claramente no hay una respuesta de la CGT (Confederación General del Trabajo) a este reclamo que hemos hecho en la Plaza de Mayo, frente a un salario que se deteriora diariamente", señaló ante los medios de comunicación Eduardo Belliboni, dirigente de la organización Polo Obrero.


"Frente a una inflación que arrasa con los ingresos, es clave que hoy en Argentina se vote un salario mínimo y vital que le permita a los trabajadores, precisamente, salir de la pobreza. No se puede permitir que en la Argentina se trabaje todos los días y la gente no tenga para comer", agregó Belliboni.

El número de protestas sociales ha ido en aumento en los últimos meses en Argentina, que atraviesa una espiral inflacionaria motivada por serios desequilibrios macroeconómicos y por el impacto de la invasión rusa a Ucrania sobre los precios internacionales de la energía y los alimentos.

Según los últimos datos oficiales, los precios en Argentina anotaron una subida interanual del 71 % en julio y acumulan un alza del 46,2 % en los 7 primeros meses del año.

En ese sentido, los analistas de mercado consultados por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) proyectaron en su último informe de Relevamiento de Expectativas de Mercado una inflación anual del 90,2 % para diciembre de 2022.