• RUBÉN PÉREZ

Mopor se suma a la aprobación de la Reforma Eléctrica

Tuxtla.- Organizaciones que integran el Movimiento de Pueblos en Resistencia (Mopor) se movilizaron este jueves en más de 20 municipios del estado, en respaldo de la Reforma Eléctrica que, según ellos, representará una serie de beneficios para los mexicanos, sobre todo para los más desprotegidos.



Con el mensaje de: “Apoyamos la iniciativa del gobierno federal de Andrés Manuel López Obrador”, los manifestantes advirtieron que, de hecho, se busca acabar con los proyectos neoliberales que tanto daño le han hecho al país, sobre todo por la reforma en la materia impulsada, en el año 2013, por el entonces gobierno priísta que encabezó Enrique Peña Nieto.


A las afueras del Congreso del estado, Esperanza Arriaga, líder de Mopor en Chiapas, especificó que sin duda tendrán que viajar al Congreso de la Unión a principios de marzo, para presionar a los legisladores para que se le dé luz verde al proyecto que promueve el gobierno del presidente de México.


Mientras los integrantes de Mopor leían un comunicado, grupos de diferentes regiones de la entidad levantaban sus pancartas de apoyo a la reforma, además de advertir que, de ser aprobada la misma, habrá beneficios como tarifas preferenciales y condonación de adeudos de energía.



Uno de los participantes refirió que el modelo neoliberal solo ha provocado el despojo y el aprovechamiento abrupto de los recursos naturales, sin dejar beneficios a los más pobres.


“La resistencia de los pueblos campesinos e indígenas, hacia la construcción de presas hidroeléctricas ha sido una constante, siendo ésta la primera etapa de resistencia de los pueblos, en defensa del territorio y del patrimonio biocultural”, explicó.

Además, evidenció que otra de las fases estriba en los abusos cometidos por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para realizar los cobros por el servicio, “a partir de 1994 se manifestaron inconformidades con esa empresa, que hasta ese entonces estaban calladas; la principal forma de protesta fue la resistencia de pago por parte de los usuarios”.


Los integrantes de Mopor insistieron en que las políticas neoliberales en el sector energético han propiciado que la energía eléctrica se privatice y que el costo directo pase a los miles de usuarios, “y otorgando privilegios a las grandes compañías nacionales y transnacionales como Femsa, Bimbo, Cemex y Waltmart”.