• AFP

Niños se enfrentan ante un mundo que parece los quiere destruir


Una de las cosas que también parece no tener fin es la violencia, el problema grave es que la violencia se mantiene en nuestro niños y adolescentes, esta situación daña sus futuros, por ellos debemos aplicar el mayor esfuerzo formativo, protegiendo su libertad y sus derechos. Seis de cada diez niños y adolescentes en México han sido víctimas de violencia, pese a tener el derecho a una vida libre de violencia y a la integridad personal. Y si, la crisis de Derechos Humanos afecta de manera más sensible a nuestros niños, un sector poblacional que, por su naturaleza, es muy vulnerable, sobre todo en cuanto a la violencia. Cotidianamente hay noticias lamentables, sea por maltrato físico o emocional, abuso sexual u omisión de cuidados.

Justamente, denunció ayerla ONG Save the Children, que

millones de menores de edad ven vulnerados sus derechos humanos en México y son víctimas de la violencia en un país que no atiende sus necesidades.

Millones de niñas y niños mexicanos no celebrarán el Día de la Niña y el Niño, porque todos sus derechos son vulnerados y la pandemia por covid-19 ha empeorado las difíciles situaciones que ya vivían.

Según sus propias cifras, alrededor de 20 millones viven en condiciones de pobreza que les impiden acceder a garantías básicas como una buena salud, nutrición, educación y vivienda digna.

Esta misma situación expone a más de 3,3 millones de niñas y niños a trabajar a corta edad a abandonar la escuela, y aumenta el riesgo de que sean víctimas de reclutamiento forzado por el crimen organizado o por redes de trata y/o pornografía infantil.

Estamos en un país que maltrata y asesina a la niñez, pues al menos 6 de cada 10 niñas, niños y adolescentes, reciben castigos corporales y humillantes en sus casas como forma de crianza.

En 2020, más de 11.000 ingresaron a hospitales debido a lesiones, mayormente ocurridas en el hogar y provocadas por familiares. Tan solo el año pasado, 1.900 niñas, niños y adolescentes fueron asesinados.

Las acciones que implementa el Estado mexicano siguen sin ser suficientes pese a que en 2018 el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador asumió como compromiso de agenda salvaguardar la niñez.

En los últimos años, el presupuesto público total para la niñez ha tenido un decremento anual del 3,5 %.

A pesar de esta situación durante los últimos años se han logrado algunos avances significativos.

En la legislación, se prohibió el matrimonio infantil, y el castigo corporal y humillante contra la niñez.

De igual manera, incrementaron los estándares de protección a la niñez migrante, refugiada y solicitante de asilo: aumentó el presupuesto público para algunos temas clave como registro civil, atención a la niñez refugiada, y estrategias para la primera infancia.


El contexto de las elecciones intermedias del próximo 6 de junio es similar y no hay propuestas dirigidas a atender el conjunto de problemas que enfrenta la niñez.

Ellas y ellos no votan y, en consecuencia, nadie les dirige mensajes ni les hace promesas, pero con frecuencia se les utiliza en los discursos", dijo Save the Children. Por esta razón, debería el estado razonar y pensar en la niñez, el estado mexicano debería gobernar pensando en la infancia, dé poderles garantizar una vida sin violencia, sin maltrato. Ellos necesitan disfrutar de su infancia y no enfrentarse en un mundo que tal parece quiere destruirlos.

Entradas Recientes

Ver todo