• RUBÉN PÉREZ

“No pedimos dádivas, solo un plan para enfrentar la crisis por la pandemia”: restauranteros

Tuxtla.- Con una merma de casi 60 por ciento desde que comenzó la pandemia por la covid-19 desde hace casi cuatro meses, Mario Guzmán Gómez, empresario restaurantero tuxtleco, manifestó que ni él ni sus compañeros exigen que les regalen algo, “no queremos dádivas”, sino que las autoridades les brinden un plan estratégico para sobrevivir en estos tiempos de crisis.



En una entrevista, manifestó que, pese a que hace como dos semanas una parte del gremio reabrió sus negocios al 30% de su capacidad, fue insuficiente porque al poco tiempo tuvieron que cerrar de nuevo porque Chiapas se colocó en “semáforo rojo” otra vez.

“Ahorita ya se siente mucho más la falta de afluencia, y muchos nos hemos mantenido con el servicio a domicilio, y pues al menos salimos para los gastos fijos y para los pagos de empleados, aunque no quede utilidad”, puntualizó.

El expresidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) condenó que hasta el momento no les haya bajado los costos por consumo de luz, agua potable y otros servicios, sino por el contrario “nos los han subido”.

De hecho, criticó que tampoco haya prórrogas u otros estímulos en materia fiscal, “y le sumamos que tenemos el pago de nuestras deudas bancarias, o de otras cosas, porque ahí no te perdonan”.

Aunque en la actualidad existe la “venia” para que reabran sus negocios, supuestamente porque los números de contagios y muertes por coronavirus han mermado, Mario Guzmán aceptó que aún existe temor de que los clientes o los mismos trabajadores de los establecimientos de enfermen.

En su caso, comentó que ha tratado de mantener a toda su nómina, e incluso ofrecer algunos ajustes a la baja en sus menús, para que los clientes sigan consumiendo, “el chiste es operar aunque sea a puerta cerrada, y nos tenemos que solidarizar, buscarle cómo hacerle”.

#CrisisEconomica #Pandemia