• AGENCIAS

No se hicieron daño en Barcelona

Barcelona y Atletico Madrid le sirvieron el título en bandeja al Real Madrid, que si este domingo vence al Sevilla FC en Valdebebas alcanzará el liderato, a falta de tres jornadas para el final de la Liga.



Quiso pero no pudo ganar el equipo del Cholo Simeone, no supo nunca como hacerlo el de Ronald Koeman y el 0-0 con que empezó acabó un partido deprimente en clave azulgrana y triste en rojiblanco.


En manos del Madrid, y del Sevilla, queda la Liga después de una tarde tan calurosa como deprimente. Se la jugaban cara a cara Barça y Atlético... Y fracasaron.


No sorprendió con su alineación el Barça pero sí lo hizo con su puesta en escena, pretendiendo ser protagonista pero poco menos que arrasado por el empuje de un Atlético que en tres minutos ya había rondado el área de Ter Stegen en dos ocasiones y que se adueñó, rápido, del partido.


Sin ritmo, sin colocación y sin balón el equipo azulgrana es poco menos que un fantasma que deambula por el campo y todo ello, sumado y aumentado por el desempeño del rival, le desnudó precisamente la tarde en se esperaba que diera una estocada a la Liga. No tuvo argumentos futbolísticos más que mirar a Messi y esperar un enésimo milagro protagonizado por su capitán, que tomando los galones como le demandaba la situación no fue suficiente para conducir a los suyos a esa victoria tan trascendental.


Solo le faltó la conmoción sufrida por Busquets en un choque de cabezas con Savic para agobiar más si cabe al Barça, que a la media hora tuvo que cambiarle, entró en su lugar Ilaix, y perdió la brújula ya sin discusión posible. Recolocado en el mediocentro De Jong, la poca agilidad que se veía con el canterano se evaporó. Un desastre sin disimulo.

Entradas Recientes

Ver todo