• COMUNICADO

No somos iguales, responde Carlos Molina a Jesús Zambrano

Tuxtla.-El dirigente de Morena en Chiapas, Carlos Molina Velasco, lamentó que políticos corruptos como Jesús Zambrano, líder nacional del PRD, y sus esbirros, realicen gira por la capital chiapaneca, con fines de provocación, a través de calumnias y mentiras, como estrategia para tratar de desestabilizar y regresar a sus tiempos de corrupción.


Molina Velasco dijo a sus adversarios que no deben olvidar que el pueblo tiene memoria y sabe el daño que le han hecho al país, al tiempo de expresar que “hoy México y Chiapas tienen mucho Presidente y mucho Gobernador”.

Advirtió que jamás coincidirá con políticos corruptos como Jesús Zambrano quien ha sido un palero de la mafia del poder en México y el principal incitador a la violencia, para que le vaya mal a México y al presidente Andrés Manuel López Obrador.

“Aquí no hay nada para él, esas maletas hinchadas de dinero que en el pasado acostumbraba a recibir, ya no están. Aquí, señor, no se negocia con la militancia, como usted lo hizo por mucho tiempo, poniéndole precio al pueblo y a la democracia”, agregó el líder estatal de Morena.

Carlos Molina subrayó que la presencia de Zambrano en Chiapas es para establecer nexos con una caterva de bandidos y traidores al pueblo, con el propósito de continuar con su estrategia de corrupción en un partido muerto en Chiapas y agonizante a nivel nacional.

Cabe señalar que Zambrano estuvo acompañado de Juan Manuel Fócil, senador por Tabasco, apodado "El Moche", pues controla el PRD en aquella entidad, y a través de tajada y mochadas otorga candidaturas de cualquier índole; asimismo maneja grupos que se dedican a provocar y desestabilizar al estado.

“Las chiapanecas y los chiapanecos tenemos memoria, tenemos muy presente que, en los tiempos de la mafia del poder, el senador se placeaba con personajes priistas quienes le llenaban la maleta de dinero a cambio de poner munícipes”, refirió Molina Velasco.

No somos iguales, advirtió Carlos Molina al puntualizar que en Chiapas se ve la Cuarta Transformación de manera palpable y lejos de las ambiciones personales de la mafia del poder.