top of page
  • AFP

Parece que hasta los empleos están quedando obsoletos


Desde la llegada de la pandemia del Covid-19, la situación puntualmente en el empleo ha puesto a todos en crisis. Pero poco a poco, hemos ido mejorando, no del todo porque muchos empleos formales se perdieron y creció el empleo informal. Si hablamos del futuro de los jóvenes en realidad es incierto pero se debe saber que jamás será buena idea abandonar los estudios que este es otro tema que dejó el Covid. ¿Cuál es el futuro del empleo? fue como un balde de agua no helada, sino hirviendo, pues la idea de miles de estudiantes es conseguir precisamente una fuente de ingresos y trabajar sus ocho horas. Llamó la atención cuando se dijo que la tecnología está acaparando todo, las máquinas son las que sustituirán en un porcentaje alto a la mano de obra, pues finalmente la abarata e irónicamente se externó que los robots no protestan. Esto nos conduce a pensar que no hay que ver como universidades decir que se les está preparando para ser empleados, que no es el camino para vender productos y objetos, sino que las cosas estarán cambiando paulatinamente hasta cambiar todo. En efecto, hay que ver que una muestra es que no habrá más jubilaciones, pensiones, tampoco hay nuevas plazas, luego entonces no es que se tenga que pelear con el gobierno, sino uno como ciudadano, repensar que estudiar y como invertir todo eso para el bienestar particular. En los medios de comunicación, encontramos que la televisión ya no se ve, ya no es la caja tonta, pero eso se debe a que hay miles de canales que han desfasado los programas, sobre todo en información y humorismo, en deportes sigue siendo el rey y películas ni decir, cualquier plataforma es mejor. La radio no está lejos de esta realidad, con la llegada de Podcast las cosas dejaron de ser común, es más para la televisión hay pantallas. Volviendo a la radio, esta dijimos hay modos, incluso la gente escucha la música que quiere en sus dispositivos, solo hay que darse una vuelta a los negocios de venta de electrónicos y ya no hay un solo aparato radial, hoy ya no se oye como antes y su crisis apenas empieza. En cuanto a la educación, pasará algo similar, desde luego que muchos trabajos han y estarán desapareciendo, ya no son necesarios, sin embargo el problema es que ya no hay nuevos espacios, habrá que ver a Google como ha ido recortando gente, que decir de otras importantes a nivel mundial. El futuro que viene en pocos años será crucial, y aunque parezca increíble, también se apareja de la política del gobierno mexicano, más allá si es buena o mala, si es de izquierda, derecha o centro o nada, todo terminará en un solo sentido, que es hacia el mexicano, que es el que nos ocupa. O bueno verlos de manera positiva, desde la llegada del covid, hay empleos que se pusieron de moda, y de muy buena remuneración.

Ningún visionario de profesiones podía adelantar que, en cuestión de semanas, los oficios más demandados serían el de medidor de temperatura, fabricante de mascarillas y desinfectantes de manos. Ni que la industria de la moda haría uniformes de sanitarios. Y sin embargo, la pandemia dibujó un panorama de dinámicas nuevas. Nuevas líneas de negocio, digitalización a toda prisa, visibilización de la salud mental, consultas remotas. En los sencillo hablando de estudiantes, hay muchos que estudiando y trabajando lo han estado, como repartidores en las distintas empresas de comidas y restaurantes. En fin empleos hay pero si afecto duramente la pandemia, parecen desaparecer unos y vienen nuevos.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page