• ALEJANDRA OROZCO

Paty, la máster de las fianzas

Tuxtla.- Patricia Hernández García es licenciada en ciencias de la educación, tiene una maestría en administración de organizaciones pero se dedica a algo diferente: maneja una afianzadora, que a diferencia de una aseguradora, vende fianzas en vez de seguros, esto a partir de 2015, pues se pretende que las afianzadoras vayan migrando a los seguros, con el seguro de caución para sustituir la póliza de fianza, estamos en esa transición.


“No es fácil vender un seguro o una fianza, en mi caso que me enfoco 95 por ciento a la fianza me ha resultado difícil, he ingresado a varios grupos de empresarios y me encuentro con la sorpresa de que muchos desconocen qué es la fianza, eso me dificulta venderla o acercarme a personas interesadas; una fianza es una garantía y existe gracias a un contrato donde se establecen obligaciones, acá en Chiapas estamos muy enfocados a la obra pública y proveduría, sobre todo a gobierno, mientras que en otros estados estos servicios pueden ser vendidos a particulares, es un accesorio de un contrato mientras que el seguro existe por sí solo”, explicó.


En 1987, su mamá Guadalupe García inicia con su empresa de fianzas que pertenecía a Fianzas México, en 2009 Paty regresa de Puebla y su mamá la invita a unirse, entonces pensó que se le iba a dificultar porque estudió otra cosa, pero acepta hacer los exámenes ante la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas y le resulta fácil porque lo ha escuchado toda su vida desde niña, por lo que no le costó, en mayo cumplen 13 años, y es así como llega a este mundo de empresarios, asociaciones, y ve un mundo enorme para darlas a conocer y que puedan referirla.

“Actualmente me gusta mucho entrar de lleno y conocer cuál es la misión de la asociación, en qué puedo aportar y eso implica bastante trabajo que se debe hacer con empresarios, en sesiones, planeación de eventos, esto me absorbe el tiempo y decido darle más enfoque, en 2016 me parece empezamos a ver algunas situaciones no muy buenas con clientes grandes consolidados que empiezan a tener dificultades, y ante el mercado escaso esto llama mi atención”, señaló.

Paty comienza a formar parte de la Amexme en la pandemia, en 2020, pero a pesar de ser nueva es un grupo muy bonito que la ha acogido muy bien, después tiene una situación familiar legal con el papá de su niño y ese grupo la apoyó muchísimo en ese tema, actualmente está en la dirección de afiliación y el requisito es enviar información general de la empresa, el acta constitutiva, RFC, identificación de la representante legal, comprobantes de domicilio, una opinión positiva del SAT para saber que estén cumpliendo con sus obligaciones fiscales, una pequeña historia de cómo inician sus empresas y un currículum de la empresaria y/o la empresa.

“Luego se revisa esa información, la mayoría llegan referidas por alguien más, una vez revisada la información se les manda el número de cuenta para que hagan su aportación, puede ser una empresa emprendedora o de muchos años, ya después pueden darse de alta, a veces son mujeres con carrera política o altruista, el sentirme cercana a ellas y que sean personas conocidas, como doña Flor Coello que falleció recientemente y siempre estaba dispuesta a apoyar a las demás, son personas de quienes puede uno aprender, se les ve con el mismo ímpetu sean experimentadas o no”, señaló.


Lo más difícil de ser emprendedora, considera, es que no sepas vender, no solo tu producto sino tus ideas, a ti mismo como persona, tus creencias e ideales, lo más difícil es vender y para ella se trata de inspirar y cuando uno pueda hacer eso es porque uno está completo, ha hecho un trabajo y desarrollo interno, espiritual, personal, emocional, integral, y cuando la persona se siente así desarrolla la seguridad para plantarse con cualquier persona y estar seguro de que lo que estás ofreciéndole es lo mejor.

“Esto no lo puedes lograr si no has hecho este trabajo, si no inspiras a la gente, el emprendimiento me ha enseñado a ser yo, a ganar fortaleza y seguridad para creer en mí”, señaló. Puedes contactarla a su teléfono de oficina 9611250892 o al personal 9615937445, así como escribirle a adastra.fianzas@gmail.com o buscarla como Adastra Fianzas en Facebook.