top of page
  • AFP

Peligrosidad en los municipios de México


México tiene estados peligrosos que mantienen un grado alto de delincuencia, es una problemática fuerte. Y nos sorprendería conocer el nombre de los municipios pero ciertamente los van discriminados son los que mantienen esa peligrosidad y delincuencia.

En México, la violencia letal es un fenómeno muy concentrado geográficamente. En 2021, 50 municipios suman la mitad de los asesinatos en todo el país. Si se observan las cifras de años anteriores, se encontrará un patrón de concentración espacial similar. Partiendo de esta evidencia, la administración federal actual al igual que la anterior publicó su lista de municipios prioritarios y propuso una estrategia especial de contención del homicidio. Partamos de la propia lista de municipios (ver la tabla en anexo). Tanto la que publicó la actual administración como la que presentó Peña Nieto tuvieron como criterio de selección el total de homicidios dolosos registrados por las fiscalías estatales (dejaron de lado, por cierto, los asesinatos de mujeres registrados como feminicidios). Esto revela una voluntad gubernamental de concentrar los esfuerzos en los municipios que más ‘contribuyen’ al total nacional de homicidios. No es de sorprender, entonces, que 97 % de los municipios de ambas listas cuenten con más de 100,000 habitantes con las notables excepciones de Jacona, Michoacán, y Guadalupe y Calvo, Chihuahua–. Esta relación entre tamaño de población y cantidad de crímenes (en valor absoluto) puede parecer obvia, pues entre más personas se encuentran en un espacio, más interacciones ocurren, incluyendo las violentas. Además, los contextos de urbanización y crecimiento poblacional propician una reducción de los mecanismos de control social informal y, por lo tanto, un aumento de las interacciones violentas, incluyendo las letales. Sin embargo, al no tomar en cuenta la tasa de incidencia de homicidios –es decir, el riesgo de ocurrencia de homicidios ponderado por la población de una unidad territorial, las estrategias terminan por no priorizar los municipios en donde las y los habitantes están más expuestos a ser asesinados.

Las estrategias de atención prioritaria a los 50 municipios más letales del país no toman en cuenta la compenetración de dinámicas sociales entre municipios vecinos. En el caso de zonas metropolitanas, particularmente, ambas listas incluyen algunos municipios y excluyen otros. ¿Por qué, por ejemplo, la estrategia implementada actualmente en León, Guanajuato, no abarca a San Francisco del Rincón?.

Este municipio forma parte de la zona metropolitana de León y su tasa de asesinatos registrados fue tres veces superior a la del país en 2020, pero al ocupar el lugar 64 de la lista de localidades con mayor número de casos no ‘alcanzó’ a figurar en la estrategia de atención prioritaria. En estos continuos urbanos las personas transitan e interactúan con independencia de los límites municipales y a veces estatales, incluso para cometer asesinatos, por lo que son necesarios los modelos metropolitanos de atención. Y aunque parece imposible pero Chiapas no esta en esa lista aunque sabemos que es un estado con municipios peligrosos pero claro a comparación es lo que pone más abajo. La estrategia de la actual administración fue presentada con mayor lujo de detalles en la conferencia matutina del 21 de julio de 2021. Los objetivos planteados buscan mejorar los ámbitos de coordinación interinstitucional y prevención social

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page