• AFP

Pequeña gran diferencia

Annete Lewis

deportes@sie7edechiapas.com.mx


Ya hace un año, y quizá otros más atrás, hablamos de Tigres y de esa imperiosa necesidad de los equipos del norte que pretenden ser considerados entre los grandes del futbol mexicano y todos se enfocan en ese punto, en encontrar las formas de meterse por ahí con argumentos varios pero con lo menos importante en la bolsa.

De Tigres, habíamos dicho que había que ganar en el plano internacional, ya habían jugado una final de Copa Libertadores y hace justo un año que jugaron la final del Mundial de Clubes, quizá sin trofeo, la presencia y las formas pudieron comenzar a abrirle el paso, aunque hay cosas en las que está lejos todavía, como ser un equipo de arrastre en todo el país.

Pero apareció Rayados este año, otro de los equipos que puja por estar entre los grandes y que tenía la oportunidad de emular a su vecino, pero ni ser una de las nóminas más costosas, ni tener el entrenador mejor pagado, sirvieron para superar a un equipo de Egipto, que para colmo, tenía 14 bajas por COVID para este torneo y que pudo maniatar a los Rayados.

Es ahí donde se entierra cualquier posibilidad de meter a los de Monterrey entre los grandes y no es admisible que alguien ponga a la afición por encima del equipo, porque una cosa no lleva a la otra y todo parte desde el equipo y se desparrama a los aficionados, quienes comienzan su andar.

Pero es justo la afición la que no entiende su papel, como esa triste escena de uno cinco que detuvieron los autobuses en Abu Dabi para reclamarle a Aguirre por la derrota ¿qué puede cambiar con ese acto?, ¿es digno o correcto el reclamo en esa vía?, pues es otra muestra de no dimensionar lo que pasa en el futbol. Ni eso, ni colgar mantas con amenazas y ese tipo de situaciones sirven ni para conseguir mejores resultados, porque solo provocan encono con los jugadores y mucho menos para “hacerse sentir”, entre esas actitudes y la necedad del grito homofóbico hay una delgada línea, el aficionado tiene un papel importante, pero no pude ser directivo ni justicia ni nada; que deje de consumir si tanto es, pero es complejo pensar que, por tener todas las playeras del equipo, pueden decidir a un refuerzo.

No, los regios no son grandes y lo que pasó en Abu Dabi es una muestra más que no están ni cerca todavía.


IMAGEN DEL DÍA


Congelando Beijing


Noruega comanda el medallero de los Olímpicos y cómo no si tiene atletas como Ane Farstad en el patinaje de velocidad a tope. Tú puedes protagonizar este espacio, envía tus fotos a deportes@sie7edechiapas.com.mx; no se publicarán fotos anónimas.




Entradas Recientes

Ver todo