• EFE

Polémica en Perú por presuntos errores en el refuerzo de la vacuna de Moderna

Lima.- La Defensoría del Pueblo y el Colegio Médico de Perú (CMP) exhortaron este domingo a las autoridades sanitarias del país a esclarecer de forma inmediata las recientes denuncias sobre la aplicación de una dosis presuntamente superior a la permitida de la cuarta vacuna contra la covid-19 de Moderna.


A través de un comunicado, la Defensoría anunció el inicio de una investigación de oficio ante la controversia desatada este fin de semana, luego de que varios especialistas y el CMP alertaran de que el Ministerio de Salud (Minsa) estaba supuestamente aplicando 100 microgramos de Moderna, el doble de los establecidos para la cuarta dosis de refuerzo.

"Estos hechos deben ser esclarecidos rápidamente y determinar responsabilidades, de ser el caso", sostuvo la entidad.

Esto, después de que médicos y enfermeros reportaran efectos secundarios adversos tras presuntamente recibir una dosis superior a los 50 microgramos recomendados para la cuarta vacuna de Moderna, que empezó a aplicarse en Perú este mes de abril a mayores de 70 años, pacientes inmunosuprimidos y personal de salud.

Según afirmó este domingo el Colegio Médico a través de un comunicado, "la indicación del Minsa para la vacuna Moderna como cuarta dosis fue de 100 microgramos, lo cual fue cumplido por el personal a cargo de administrarla".

"Al tomar conocimiento que en la administración de la cuarta dosis había diferencia en la cantidad que se estaba colocando y la recomendada por los diferentes organismos internacionales, se alertó al Minsa, quien procedió a convocar a una reunión con participación de los organismos involucrados y del Comité de Expertos, procediéndose a modificar la dosis a 50 microgramos", relató.

En la nota, el CMP instó al Gobierno a "identificar a los responsables" de este supuesto error y "tomar las medidas correctivas inmediatamente".

Por su parte, el jefe de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública del Minsa aseguró en una rueda de prensa que la vacunación "ha seguido los estándares permitidos".

"Se pueden colocar 100 mg como primera y segunda dosis. En el caso de los refuerzos, tenían que ser en algunos casos de 50 mg y en otros casos de 100 mg", declaró, tras explicar que se consideró colocar la mayor dosis al personal de salud debido a su alta exposición con pacientes con covid-19 y teniendo en cuenta que en Perú nadie había recibido antes la vacuna de Moderna.

Tal y como ya adelantaron la víspera en un comunicado, los voceros del Minsa aseguraron que a partir de ahora se aplicarán solo 50 microgramos y no los 100 que recibieron 96.000 personas del personal sanitario, 39.000 adultos mayores y 3.400 pacientes inmunosuprimidos, según detalló la directora ejecutiva de Inmunizaciones, María Elena Martínez.


La polémica se da mientras el país registra un notorio descenso del impacto de la covid-19, con todos los indicadores de casos, muertes y hospitalizaciones en su punto más bajo desde marzo de 2020, luego de superar la tercera ola que empezó en enero pasado con predominio de la variante ómicron.

Según datos oficiales, Perú registra ahora un promedio diario de 17 fallecimientos por covid-19, una cifra muy por debajo del promedio de 315 muertes diarias de abril de 2021, el mes más funesto de la pandemia.

Ante este escenario alentador, el Gobierno anunció esta semana que el uso de las mascarillas en espacios abiertos dejará de ser obligatorio a partir del 1 de mayo en las regiones del país que tengan un 80 % de su población mayor de 60 años con tres dosis de la vacuna anticovid y el 80 % de los mayores de 12 con la pauta completa.

Se trata de las regiones de Callao, Ica, Áncash, Lima Provincias y Lima Metropolitana, donde se concentra casi un tercio de la población del país, que desde que inició la pandemia ya suma más de 3,5 millones casos y 212.730 fallecimientos, lo que le hace ostentar la tasa de mortalidad más alta a nivel global por esta enfermedad.

A la fecha, el país logró inmunizar contra la covid-19 a más de 26,7 millones de ciudadanos que cuentan con las dos dosis requeridas para protegerse de la enfermedad, lo que supone el 81,5 % de la población objetivo, que asciende a 32,7 millones de personas mayores de 12 años.

Con la tercera dosis hay cerca de 15,4 millones de peruanos vacunados, mientras que la cuarta vacuna la recibieron alrededor de 140.000 personas.