top of page
  • AFP

Prevención de violencia contra mujeres y niñas no debe ser solo conmemorativo


Cada 25 de cada mes conmemoramos el día naranja, aunque para muchos es un día normal, incluso no es recordado en la memoria de la ciudadania. “Día Naranja”: un día para actuar, generar conciencia y prevenir la violencia contra mujeres y niñas. Iniciado y dirigido por la Red Mundial de Jóvenes ÚNETE, el Día Naranja hace un llamado a activistas, gobiernos y socios de las Naciones Unidas para movilizar a la población y poner de relieve las cuestiones relacionadas con prevenir y poner fin a la violencia contra mujeres y niñas, no sólo una vez al año, el 25 de noviembre (Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer), sino todos los meses. Para las Naciones Unidas, la violencia y la amenaza de violencia contra las mujeres es la más extendida violación de derechos humanos, socava el desarrollo de los países, genera inestabilidad en las sociedades e impide el progreso hacia la justicia y la paz. La violencia contra las mujeres y las niñas tiene consecuencias físicas, sexuales, psicológicas e incluso mortales para las mujeres. Somos el país que ocupa el primer lugar en violencia sexual infantil y el 8º en violencia contra las mujeres. Pero exigiremos se dé continuidad a la iniciativa Spotlight, que pretende beneficiar en principio a 2 millones de niñas y mujeres que son víctimas de violencia. En este día naranja debería comprometernos con urgencia a seguir creando conciencia sobre la violencia de género en nuestro país y a trabajar para fomentar una convivencia armónica en sociedad. Es alarmante que las mujeres y sobre todo las niñas sigamos sufriendo cada vez más esta cruda violencia. Para retratarla es necesario destacar que 14 de los 25 países con el mayor número de feminicidios en el mundo están en América Latina y el Caribe; y que en los casos de desapariciones son particularmente graves en adolescentes (el 55 % son de niñas y adolescentes de entre 10 y 17 años de edad). Esta situación motivó a ONU Mujeres a crear la iniciativa Spotlight, la cual pretende erradicar el delito de feminicidio, misma que fue presentada en febrero de 2021 ante la Cámara de Diputados de nuestro país, consistente en 4 paquetes de reformas a diversas leyes, que pretenden garantizar los derechos de niñas y niñas en orfandad por feminicidio, prevenir el feminicidio infantil, atender la violencia familiar, e incorporar la violencia de género en las responsabilidades administrativas; sin embargo, esta iniciativa no alcanzó a discutirse en la actual legislatura, y quedó como asignatura pendiente para la entrante. Sin embargo, no debemos dejar toda la tarea en quienes reforman las leyes o en quienes las ejecutan, es importante que para ser parte de la solución tomemos acciones desde donde nos toca. Como ciudadanas y ciudadanos exijamos a nuestras autoridades que se procure el bienestar, la salud física y mental de nuestras niñas y niños, pero también de las familias y que se generen protocolos de prevención y atención de la violencia. Ojalá se diera continuidad a esta iniciativa que pretende beneficiar en principio a 2 millones de niñas y mujeres que son víctimas de violencia.

Todas y todos tenemos el poder para poner fin a la violencia de género: informándonos, compartiendo dicha información, reflexionando en nuestros círculos cercanos, educando en una cultura de paz, y alzando la voz para exigir a las autoridades que hagan su trabajo. Por último quiero mencionar que es importante como ciudadania y autoridades no solo centrar nuestra atención a la pandemia y su contagio del Covid-19, sino también al incremento de violencia de genero sobre todo en esta pandemia se incrementó la violencia domestica a mujeres, es importante no dejar pasar estos avisos para frenar y prevenir la violencia contra mujeres y niñas.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page