• AFP

Pueblos indigenas, de los más afectados


Ya lo he dicho y lo repito, todos de alguna u otra manera hemos sido afectados por la pandemia del Covid-19, ya sea por contagio o daños colaterales, pero desafortunadamente hay sectores o quienes han sido más afectados por la vulnerabilidad en la que se encuentran. Por ejemplo, la población indígena, se encuentra entre las más afectadas por Covid-19 al tener una alta letalidad, pues de cada 100 contagios, 12 personas han perdido la vida.

Cabe señalar que también es una población un poco incrédula y desobediente ante las indicaciones de salud, no todos pero sí en su mayoría de algunos estados de nuestro México. La falta de atención médica, la carencia de ambulancias, medicamentos y demás recursos como el agua, para hacer frente a la pandemia ha provocado mayor desesperanza de que llegué la vacuna para inmunizar a los habitantes de las comunidades indígenas, principalmente de Chiapas, Oaxaca, Guerrero y más.

Entre la incredulidad indiferente y el pánico, los pueblos indígenas han estado enfrentando la pandemia del Covid-19. Con grandes desventajas respecto al resto de los mexicanos, aun cuando viven en situaciones que son muy distintas, tanto entre las propias comunidades rurales que son heterogéneas y que han reaccionado de manera particular, como en los colectivos de las ciudades. El estigma es otro elemento que los vulnera, no solamente por la discriminación de la que siguen siendo objeto, al no contar con servicios médicos adecuados ni tampoco otros mínimos de bienestar social, cuando ya muestran en el deterioro de su salud los saldos del “desarrollo”: en la alta prevalencia de obesidad, diabetes e hipertensión que afecta actualmente a la mayoría de los indígenas en México. A la discriminación y el racismo que son estructurales se suma ahora la mancha del Covid-19. Otras de las crisis que les a afectado terriblemente en esta pandemia es la falta de agua, porque una de las principales recomendaciones para mitigar el contagio del Covid, es el lavado de manos ¿pero ellos cómo, sino tienen agua?. Entre los estados que tienen pueblos originarios y que se han visto afectados por la falta de recursos prioritarios para hacer frente a la pandemia, como el agua y los medicamentos, son Chiapas, Guerrero y Oaxaca. Al final, podríamos asegurar que los pueblos indigenas han trabajo solos en esta pandemia, incluso con todo lo que escuchan o llegan a creer han dejado de asistir a los hospitales, incluso se rehusan de ser atendidos, por temor. En este contexto sería más que pertinente el diseño de una gestión adecuada de la pandemia en las situaciones indígenas que brilla, hasta ahora, por su ausencia.

Son varias las aristas no cubiertas, desde las medidas comunitarias de aislamiento, protocolos locales de atención médica con criterios para el traslado, los medios de transporte, el manejo en situaciones donde no es posible la sana distancia, la manutención de los que no trabajan, el manejo de los sospechosos, los rituales funerarios y cuál va a ser la suerte de la gente mayor de conocimiento, y especialmente de sus territorios. Resulta urgente la revisión de los proyectos de inversión que se conducen en territorios indígenas, valorando su impacto en los pueblos y en la biodiversidad, cuya pérdida impacta directamente a la salud pública al relacionarse con la pandemia como la actual. Son temas y decisiones, entre otros, que involucran a las comunidades, cuyos derechos hoy más que nunca, no merecen ser olvidados en esta transformación.

Entradas Recientes

Ver todo