top of page
  • AFP

¡Que viva México!, El México Independiente


Otro año que México da el Grito de Independencia en medio de la crisis de salud por la pandemia del Covid-19. Desde que inició la pandemia de COVID-19 quedaron atrás aquellas tradicionales noches mexicanas, donde familia y amigos se reunían a festejar. En septiembre de 2020 se optó por pequeñas reuniones para evitar contagios, se cancelaron las celebraciones masivas pero a decir verdad es que si el gobierno no nos pusiera limites nos lo veríamos difícil, porque muchos asistirían sin importar estar en medio de una ola fuerte de contagio. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dió el grito como es habitual, pero no participaron los ciudadanos, sino solamente un grupo de invitados especiales.

¿Qué pasó el 15 de septiembre? La lucha por la Independencia de México comenzó en la madrugada del 16 de septiembre de 1810. En los "Sentimientos de la Nación", de José María Morelos, se dio la propuesta de celebrar el 16 de septiembre el día de aniversario. Se cree, que durante el Porfiriato, el presidente Porfirio Díaz tomó la determinación de retrasar la celebración un día, al 15 de septiembre, para qué coincidieran con el día de su cumpleaños. Y como era de esperarse nadie celebra ello, el natalicio de Porfirio Díaz. En fin, yo quiero terminar con una serie de cuestionamientos. Esto de la Independencia de México, parece ser lo que todos dicen una conmemoración, una celebración para la carnita asada o el pozole pero ¿nada más?. ¿Independencia? De quién, de quiénes, en qué momento si no tenemos autosuficiencia alimentaria, energética y moral. ¿De verdad somos un país libre y soberano?, ¿es cierto que otros países no nos han conquistado? Digo porque al menos en las costas de México en los estados con mayor numero de turismo se encuentran conquistadas por empresarios extranjeros, donde nos han extraído todo el oro (paradójicamente hablando); incluso en el petróleo México ya no es dueño. Dicen por ahí queLa libertad consiste en elegir las propias ataduras”, algo muy cierto si la vemos como la posibilidad de decidir sobre nuestro actuar en las diferentes situaciones que se nos presentan en la vida. Los mexicanos, como otros ciudadanos del mundo, hacemos uso de nuestras libertades, como la política, de conciencia, económica, ideológica y hasta sexual, de acuerdo a nuestras necesidades e intereses. A 218 años del inicio de la lucha de independencia ¿México es un país libre? No es pregunta de una sola respuesta. Las circunstancias históricas dejan en claro que para conservar unas libertades, tuvimos que sacrificar otras. Es complejo hablar de libertad como país con el historial de acoso que hemos sufrido de otras naciones como España, Estados Unidos, Francia y otra vez Estados Unidos. Incluso, en el propio siglo XIX, algunas entidades sobre todo las del norte y sur del país vieron con buenos ojos el no pertenecer a los Estados Unidos Mexicanos sin importarles la lucha armada que inició en 1810, es decir, renunciaron a la idea de ser un país libre e independiente. Haciendo a un lado las múltiples dependencias que tenemos como país, los ciudadanos hemos conquistado algunas libertades importantes, el reto es que hagamos uso de ellas y les demos una utilidad para nuestras vidas y las de los demás. Es lo que no debemos olvidar en la conmemoración de las fiestas patrias.

A más de 200 años de ser “independientes” y “libres” como ciudadanos, hoy más que dudas, tengo muchas cosas por exigir. ¡Basta de políticos corruptos!, ¡Basta de mentiras!, ¡Basta de mexicanos que le meten el pie a otros mexicanos!, ¡Basta de un quinto partido!, ¡Basta de mexicanos ignorantes!, ¡Basta de gente ventajosa!, ¡Basta de asesinatos!, ¡Basta de impunidad!, ¡Basta de transmitir basura en la tele!. No más desaparecidas, no más secuestros, no más abusos. ¡Ni uno, ni una más! Por favor.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page