• sie7eredaccion

Quieren más presupuesto pero sin cumplir a municipios


Sigue desatada la inseguridad en la ciudad capital de nuestro estado chiapaneco, precisamente ayer se suscitaron robos tanto en vivienda, donde se llevaron una caja fuerte y la memoria de las cámaras de vigilancia; así como asaltos en pleno centro, una mujer fue asaltada tras retirar 37 mil 500 pesos del Banco en la Novena de la capital; lo peor es que a medio día, en la colonia Vida Mejor, sujetos agredieron a balazos a policías acreditables de la Secretaría de seguridad y Protección Ciudadana, al notar acciones sospechosas y los sujetos al darse cuenta emprendieron la huida, no sin antes arremeter contra la autoridad. Lo que preocupa es que no vemos que la delincuencia. Este panorama solo fue en un día, imaginemos una semana, un mes, todo un año. Toda la población requiere de mayor protección, no sólo las féminas; nunca van a ser suficientes los recursos económicos para los municipios, ni la labor policial que es muy importante. Ojalá se pueda diseñar ampliación presupuestal a las localidades para contratar personal policiaco. Hay que ejecutar muchas diligencias de prevención y hacer conciencia en la ciudadanía de que ésta debe ser responsabilidad de la población, saber en qué horarios se puede transitar con mayor tranquilidad, aunque parezca una tontera pero no queda de otra. Se supone que el gobierno federal y estatal está trabajando en eso, precisamente y no por eso está por verse el presupuesto para el 2020. No es ninguna novedad que mientras se discute en la Cámara de Diputados el presupuesto para el siguiente año, peregrinen por los pasillos de San Lázaro ciertos personajes de la vida política del país, al mismo tiempo en que se discute en los medios los alcances y posibles recortes en áreas específicas que atienden los gobiernos de la república. En los últimos días, ha llamado la atención la movilización de alcaldes de diferentes partes del país con el fin de ser atendidos directamente por el presidente de la república en sus peticiones de ampliación presupuestal. Este escenario resulta propicio para reflexionar sobre las condiciones de los municipios en México, las lógicas de sus demandas, al dar respuesta inmediata de las autoridades federales y la pertinencia de sus reclamos. La actual movilización de alcaldes solamente deja en evidencia su derecho al pataleo, puesto que solamente se dedican a pedir sin ofrecer nada a cambio para que la administración de los recursos públicos sean aplicados correctamente. Pero escasamente dicen algo de esto los ediles que hoy se inconforman. No dicen, por ejemplo, cómo reducir una burocracia que en algunos casos no solamente resulta excedentaria sino insultante. También, omiten mencionar que el gasto corriente de las administraciones locales implica entre el 60 y el 80 por ciento de los recursos a su alcance. Resulta por lo demás extraño que los alcaldes no reconozcan que han hecho un mal uso de los recursos que no solamente han llevado a la ruina a sus administraciones sino que, además, languidecen por lo abultado de sus deudas. En eso son cómplices los gobiernos estatales y los congresos locales que han permitido semejantes despropósitos. No está demás recordar, también, que existen presidentes municipales en el país que ganan en la actualidad más que el presidente de la república.

Es sorprendente que nada se diga de eso, es decir, cómo aplicarán medidas que permitan racionalizar el gasto equilibrando los salarios de la alta burocracia municipal. Nuestros municipios son muy importantes y, es cierto, necesitan más recursos que deberían beneficiar a la ciudadanía y, al mismo tiempo, es indispensable contar con un gobierno eficaz. De igual forma se necesita un mayor control sobre este nivel de gobierno para evitar los excesos y la abierta predisposición al latrocinio. Dado el consabido contubernio de los actores políticos y las pobres facultades de los organismos supervisores para establecer los castigos frente a conductas incorrectas en el plano municipal, la mejor medicina es el fortalecimiento de la sociedad civil local mediante mecanismos de control social que permitan evitar no solamente los excesos, sino el más descarado desvío de los recursos que son de todos.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com