top of page
  • ALEJANDRA OROZCO

Regalan alegría a papás de pacientes pediátricos

Tuxtla.- En los pasillos del Hospital Pediátrico, se viven historias desgarradoras... en frente de sus instalaciones también, es ahí donde acampan muchos papás y mamás foráneos que no tienen donde más pasar la noche.



Pensando en esto, Armando Ozuna, mejor conocido como “Chipotín”, quiso juntar algunos refrigerios y obsequios para alegrarles el rato a chicos y grandes, para hacer más llevadera la espera.


“Es traer un poquito de alegría para los papás, convivimos con ellos, platicamos con ellos y sobre todo traemos un refrigerio para ellos en general”.


Arroz con leche, galletas, barra energéticas, jugos, kits de higiene personal, hasta mochilas con útiles para los cumpleañeros del mes, incluso algunos medicamentos, sobre todo para apoyar a 19 niños que están en el servicio de nefrología.


Este problema, la carencia de las familias, Chipotín la ha observado desde hace 15 años, y se ve la necesidad tan grande que decidió retomar estas actividades que de por sí realizaban antes de la pandemia, incluso de manera más frecuente.



“La pandemia no nos ha permitido trabajar al 100 para recaudar fondos, es una situación muy difícil pero hay que buscarle, estamos muy agradecidos con esas personas que confían en nosotros para poder realizar esta actividad y la prueba está aquí, involucramos a la gente, lo que nos dona en especie aquí lo viene a entregar personalmente a los niños y a los papás que se encuentran aquí en el hospital”.


Finalmente, señaló que espera pronto poder retomar el ritmo normal de actividades, antes se hacían cada mes, incluso cada 15 u 8 días, y no ven las horas de volver a hacerlo.

bottom of page