• Redacción

Se molestan, pero es cierto

Annete Lewis


Los que se han atrevido a crear “escuelas” de basquetbol, clubes les llaman pero el término no alcanza a cumplirse como tal, porque cuando se habla de clubes, se habla de sociedad, de una organización administrativa que protege y sabe progresar en diversos rubros de la sociedad, que si bien en deporte se usa con mucha facilidad (todo el mundo le pone a sus nombres FC en el futbol), no significa que se cumpla a carta cabal.

Pero el tema de la palabra como tal es lo de menos, se trata de que cada vez hay más que intentan ver la posibilidad de hacer del deporte un negocio; se puede entender que le tengan mucho amor a un deporte, que parezca que es lo único en lo que se pueden desempeñar, pero no creo que así funcione, o bien, puede funcionar así, siempre y cuando se cumplan con muchos parámetros, mismos que parecen haber quedado en el olvido para algunos.

Hace unos días, a lo lejos, observaba un ejercicio que se aplicaba en un “club” de basquetbol, un par de jóvenes trabajaban uno sujetaba una especie de liga, que pasaba por detrás de la cintura de uno de frente, el objetivo, me imagino, era crear resistencia mientras uno, el que no sujetaba, botaba la pelota tratando de ir hacia atrás, en contra de la fuerza de la liga.

Me pregunté de inmediato si esa “resistencia” sirve para aplicarse en algún momento del juego, si es parte de algún trabajo de fundamente. Con resistencia se propicia que se modifique una posición, en el tema del bote, dicen los que saben que mientras más puedas bajar tu cadera con un poco de inclinación en la espalda, hacia delante, tendrán más posibilidades de arrancar con mayor facilidad; en fin, muchas contradicciones, pero es evidente que ese ejercicio podría invertirse, quizá pueda servir si el que bota trata de ir hacia delante, con la resistencia.

Comencé a pensar en cómo estructura un entrenador de esas instituciones un plan de trabajo, cómo lo verá reflejado, por qué no procurar mejor la resistencia física, que le dará fondo al jugador para moverse con mayor facilidad; porqué no trabajar en la coordinación, en fundamentar los cambios de dirección, en perfeccionar el manejo de la pelota, pasar de manera correcta fortaleciendo tren superior. En fin, luego de una pena ver a los muchachos no poder pasar la pelota de manera correcta en situaciones de juego, que ese trabajo de todos los días se ve echado por tierra.

Mucho que pensar en el tema de los clubes en Tuxtla, en Chiapas. Habrá algunos, los pocos, que trabajan de manera puntual, pero su sobrepoblación ha limitado que se pueda pensar en un trabajo que rinda frutos, habrá más gente practicando basquetbol, pero seguiremos careciendo de basquetbolistas.


IMAGEN DEL DÍA


Una gran combinación

Playa, una belleza y un bikini poco común, con un toque de glamour que se encargó de atraer todas las miradas entre los rayos del sol; estamos enamorados. Tú puedes protagonizar este espacio, envía tus fotos a deportes@sie7edechiapas.com.mx;

no se publicarán fotos anónimas.



¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com