• RUBÉN PÉREZ

Se recrudece problemática en región de Tziscao Lagos de Montebello

Tuxtla.- Pobladores del rancho Refugilagso la Cañada lamentaron que ejidatario de Tziscao Lagos de Montebello se quieran apoderar de tierras que no les pertenecen y que, para ello, no solo utilicen la violencia, sino a las mismas autoridades a su favor.


Desde años, recordaron, esas personas han mostrado su falta de razonamiento, e incluso les han inventado delitos desde ecocidio hasta narcotráfico, “pero, con evidencias, como fotografías y videos, hemos demostrado que no es cierto”.

Por el contrario, refirieron que esos habitantes, originarios de Guatemala y a quienes, en su momento, se les dio un espacio en esa región como refugiados, hoy atenten contra quienes solo defienden su patrimonio.

La situación se agravó el pasado 5 de abril, evidenciaron, cuando fueron golpeados por decenas de hombres cuando ellos realizaban trabajos de limpieza, “llegaron hasta nuestro rancho, y nos atacaron, por lo que cinco compañeros resultaron con heridas severas”.

Lo peor de todo, dijeron, es que secuestraron a seis más por poco más de un día, tiempo durante el cual los amenazaron, los dejaron si alimentos, además de golpearlos, “y a esto se le suma que no les importó que hubiera mujeres, pues también las golpearon”.

Tras tenerlos cautivos, al paso de 48 horas los entregaron, pero a las autoridades por los presuntos delitos cometidos, “estamos preocupados porque hay un compañero, de casi 70 años de edad, que está muy golpeado, grave”.

Aclararon que, pese al hostigamiento y agresiones, no dejarán sus territorios en manos de quienes se han dedicado a devastar los Lagos de Montebello, “por ello, responsabilizamos a esa gente de Tziscao de todo lo que nos pueda ocurrir”.

Incluso, hicieron un llamado urgente al gobierno del estado para que intervenga y los respalde, pues lo único que buscan, dijeron, es conservar esa área natural protegida de “manos depredadoras”.

“Hacemos responsables de cualquier hecho violento a las personas del ejido Lagos de Montebello y Lagunas de Tziscao, así como a las autoridades que saben de esta problemática.