• AFP

Selva Política

MIGUEL BARBA


*Plantean Deducir el 100% de los gastos Médicos y Funerarios a Causa de la Pandemia

*Proponen Modificar la Jornada de Horas Diarias, a Horas por Semana

El diputado José Francisco Esquitin Alonso (Encuentro Social) planteó establecer que cuando exista una enfermedad grave, pandemia o emergencia, declarada así por el Consejo de Salubridad General, el monto total de las deducciones que podrán efectuar los contribuyentes sea del 100 por ciento sobre los gastos médicos, hospitalarios y funerarios relacionados.

A través de una iniciativa que adiciona el artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta, expone que durante los picos de la pandemia el acceso de un paciente a la atención médica por Covid-19, ha sido muy difícil en el sector público, y en el privado los costos han resultado inaccesibles para la mayoría de los mexicanos.

“La saturación en clínicas públicas obligó a muchas personas a llevar a sus pacientes a hospitales privados; son numerosos los testimonios de cómo tuvieron que vender casa, auto o acudir a préstamos para poder cubrir los gastos hospitalarios”, argumenta.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros, sólo el 1.54 por ciento de las y los mexicanos que se han contagiado de Covid-19 contaban con un seguro de gastos médicos. El resto de la población que se ha visto afectada por el coronavirus y que no cuenta con un seguro, ha enfrentado una situación más compleja.

En la iniciativa se destaca que millones de mexicanos, debido a los montos máximos que establece el artículo 151 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta para deducciones de gastos médicos, hospitalarios y funerarios, no podrán deducir los enormes gastos que han realizado para cubrir los pagos por servicios médicos y hospitalarios de un familiar o, en casos más penosos, los gastos funerarios.

“Resulta injusto que, ante una pandemia como la que actualmente sufre la humanidad, solo se permita a los contribuyentes deducir hasta el 15 por ciento del total de los ingresos por gastos médicos, hospitalarios y funerarios”, añade.

En el documento, enviado a la Comisión de Hacienda y Crédito Público, expone que los gastos comienzan con la prueba de detección de coronavirus, la opción económica cuesta en promedio mil 200 pesos y pueden llegar hasta los cuatro mil pesos.

Además, el costo de hospitalización por Covid-19 es de decenas de miles de pesos en un hospital privado austero, sin que se haya requerido intubación del paciente; en un nosocomio de nivel medio, se eleva a cientos de miles de pesos, mientras que en un hospital privado de nivel alto, podría rondar el millón de pesos.

Relata que si el paciente solo requirió de servicios médicos ambulatorios estos podrían tener un costo entre 3 mil y 15 mil pesos, pero si requirió ser intubado, el costo se eleva considerablemente, si se toma en cuenta que debe estar hospitalizado entre tres y cuatro semanas en promedio.

Aunado a ello, expone el diputado de Encuentro Social, la demanda por tanques de oxígeno y la recarga de estos, elevó su costo; un tanque de oxígeno de 680 litros tiene un precio de 4 mil 500 pesos y su renta mensual es de mil pesos.

Por ello, afirma, es injusto que la Ley del Impuesto sobre la Renta limite la deducción de gastos médicos, hospitalarios y funerarios a los contribuyentes que debieron realizar erogaciones extraordinarias para salvar la vida propia o de algún familiar, como consecuencia de la pandemia.

*************

En otro tema, ayer la diputada Pilar Lozano Mac Donald (MC) planteó reformas a la Constitución Política y a la Ley Federal del Trabajo, a fin de modificar la jornada máxima trabajada de horas diarias a horas por semana, al establecer que serán de 48 horas a la semana y de 12 al día.

En una iniciativa, remitida a las comisiones de Puntos Constitucionales y de Trabajo y Previsión Social, precisa que la jornada nocturna máxima será de 7 horas por día; en ningún caso el trabajo extraordinario podrá exceder de nueve horas adicionales a la semana, ni jornadas mayores a 12 horas por día y, por cada 6 días de trabajo, los empleados disfrutarán de 1 a 4 días continuos de descanso por semana, con goce de salario íntegro.

Indica que la reducción y flexibilización de las jornadas laborales, abonaría a elevar la productividad, conciliar la vida laboral con lo familiar y personal, mejorar las condiciones para las mujeres, incentivar la actividad económica y prevenir contagios ante una crisis sanitaria.

Precisa que la duración de las jornadas semanales y diarias serán pactadas en los contratos colectivos o de trabajo. Las personas trabajadoras podrán solicitar las adaptaciones de la duración y distribución de las jornadas, respecto a la ordenación del tiempo de trabajo y la forma de prestación, incluida en la modalidad a distancia; deberán ser razonables y proporcionadas con relación a las necesidades de la persona y de la empresa.

Argumenta que la reforma no implica hacer grandes cambios a la ley laboral, únicamente permite dar una organización distinta a las jornadas laborales, las cuales ya se han estado aplicando por motivos de la pandemia. La flexibilidad incluye la adaptación e integración con la modalidad de trabajo a distancia o teletrabajo.

Añade que las horas de reposo o de comidas serán computadas al trabajador como tiempo efectivo de la jornada, a fin de que la estancia en el trabajo no sea mayor a las 12 horas por día. Tampoco, implica la reducción de salarios, puesto que contempla la gestión de la jornada laboral por semana y no por día.

La diputada de MC argumenta que la normativa vigente contempla jornadas ordinarias de 48 horas a la semana, y jornadas extraordinarias de tres horas diarias, tres veces a la semana, lo que suman hasta once horas diarias de trabajo efectivo, llegando hasta 57 horas a la semana.

Dichas jornadas, añade, pueden llegar a ser exhaustivas, implican una movilidad constante, generan problemas para conciliar la vida laboral con lo familiar o personal, lo cual lleva a los trabajadores a ser menos eficientes.

Modificar la máxima trabajada de horas diarias a horas por semana, permitirá crear jornadas mucho más flexibles, lo cual beneficiará a las y los trabajadores al contar con más días de descanso para poder conciliar su vida familiar y personal, lo cual es particularmente relevante para el desarrollo profesional de las mujeres.

Indica que la actual crisis sanitaria ha provocado cambios de esquema en distintos ámbitos de la vida cotidiana alrededor del mundo; por ejemplo, en el ámbito laboral diversas naciones han considerado las jornadas laborales de cuatro días y tres de descanso, los turnos rotatorios, horarios escalonados y el trabajo a distancia.

Rugidos

Futurismo, no


Luego de que a lo largo de la semana el presidente de México, Andrés López Obrador se refirió a su retiro político, apenas concluya su gestión, y tras asegurar que MORENA cuenta ya con cuadros para el relevo presidencial, ayer la Jefa de Gobierno de la CDMX, Claudia Sheinbaum pidió dejar atrás el futurismo y aseguró que lo mejor es seguir trabajando.

Y es que la jefa de Gobierno es, desde este momento, una de las propuestas más firmes para competir por la eventual candidatura a la Presidencia de la República en el no lejano 2024. Las otras dos propuestas de la llamada Cuarta Transformación son Marcelo Ebrard y el senador Ricardo Monreal.

Hace bien Claudia Sheinbaum en aclarar que lo mejor para el país, para los funcionarios y los suspirantes es ponerse a trabajar y dar respuesta a las demandas mas sentidas de los ciudadanos. No son los tiempos y sí son los retos de atender muchos pendientes.



Entradas Recientes

Ver todo