• Redacción

Selva Política

MIGUEL BARBA


  • Trazan Diputados Jornadas Laborales no Mayores a 20 Horas Para Médicos

  • Recomiendan a SEP Campañas Psicológicas Para Reducir Violencia Entre Alumnos

La secretaria de la Comisión de Puntos Constitucionales, diputada Adriana Gabriela Medina Ortiz (MC) impulsa una iniciativa que modifica la Ley Federal del Trabajo, a fin de que el personal médico reciba un trato humano y cuente con espacios específicos de descanso, que han sido recomendadas clínicamente.

La legisladora apuntó que con las reformas a los artículos 153-E, 353-C y 353-D de esta legislación se busca establecer que los médicos cumplirán con su jornada laboral y guardias, las cuales deberán estar calendarizadas, a fin de permitirles desarrollarse académicamente, por lo que no podrán ser mayores a las 20 horas continuas.

Asimismo, se prohíben las guardias adicionales a las establecidas en el programa, salvo en los casos que disponga la autoridad sanitaria federal o estatal.

Medina Ortiz añadió que con estas modificaciones normativas se lograría asegurar una formación adecuada de los residentes médicos, a través de condiciones dignas que no inhiban sus capacidades cognitivas, físicas o emocionales por la sobrecarga de trabajo que conllevan las residencias y las guardias.

“La intención es mejorar su desempeño en este proceso de formación y en el ejercicio del servicio médico profesional, así como evitar que estén sometidos al estrés, lo cual puede provocar ansiedad y diversos síndromes, como el de burnout, que se define como aumento constante de la presión asistencial y de la responsabilidad”.

Explicó que este síndrome se encuentra presente en la mayoría de médicos de atención primaria originado por el estrés. Al principio se denota con una señal de alarma, después, una activación sostenida y, si no cesa, se da la fase de agotamiento, con el riesgo de desarrollar una enfermedad psiquiátrica.

En este sentido, la legisladora detalló un estudio cualitativo realizado por la Universidad de Guadalajara, que se dio a la tarea de investigar las experiencias y calidad de vida de los médicos residentes en el primer año. A fin de ampliar la exploración e investigación sobre los efectos en la salud y bienestar, se encontró que las condiciones que detonan el síndrome de acoso institucional se encuentran presentes en la etapa de residencia, sin excepción.

Enfatizó que es primordial que se eviten los maltratos durante la residencia, pues afectan derechos humanos y, al mismo tiempo, la capacidad de aprendizaje se ve mermada y sobre todo la eficiencia de la educación médica de especialidad.

“Estamos en un país en el que tenemos una alta demanda de atención de salud, por lo que es necesario optimizar los recursos económicos y humanos, ya que la consecuencia de los maltratos a residentes también genera una atención deficiente hacia los pacientes y la posibilidad de que haya más errores médicos”, argumentó la diputada.

Ante este panorama, urgió que la Ley Federal del Trabajo se homologue con la Norma Oficial Mexicana NOM-001-SSA3-2012, la cual sugiere que el personal médico no podrá pasar las 80 horas semanales y reducir las horas de trabajo continuo a no más de 32 por 16 de descanso y con ello terminar los tratos inhumanos.


En otro tema, relacionado con la salud pública y la atención que ésta requiere, la secretaria de la Comisión de Desarrollo Social, diputada Mildred Concepción Ávila Vera (Morena), propuso exhortar a la Secretaría de Educación Pública (SEP) a que emprenda campañas permanentes de detección, atención y seguimiento psicológico a niñas, niños y adolescentes, que contribuyan a reducir y prevenir las violencias que les afectan, incluidas las autolesiones.

En un punto de acuerdo remitido a la Comisión de Educación, precisó que según la Organización Mundial de la Salud (OMS), toda violencia contra las y los menores, en particular el maltrato infantil en los 10 primeros años de vida, constituye un importante factor de riesgo de otras formas de agresión y problemas de salud.

Se calcula que los abusos sexuales en la infancia explican aproximadamente el 6 por ciento de los casos de depresión, 6 por ciento del abuso/dependencia del alcohol y las drogas, 8 por ciento en los intentos de suicidio, 10 por ciento de los casos de trastorno de pánico y 27 por ciento de los casos de trastorno de estrés postraumático.

Otros estudios han relacionado los malos tratos físicos, los abusos sexuales y otros acontecimientos adversos en la infancia con el consumo excesivo de tabaco, trastornos alimentarios y comportamientos sexuales de alto riesgo, que a su vez están relacionados con algunas de las principales causas de muerte, como cáncer y enfermedades cardiovasculares.

En México, de acuerdo con el informe anual 2017 de Unicef respecto de la violencia que padecen niños, niñas y adolescentes, se sabe que 6 de cada 10 entre uno y 14 años, han experimentado algún método violento de disciplina infantil en sus hogares; uno de cada dos ha sufrido agresión psicológica por un algún integrante de su familia; uno de cada 15 niños y niñas ha recibido una forma de castigo físico severo (jalones de orejas, bofetadas, manotazos o golpes fuertes) como método de disciplina.

Además, la escuela y la vía pública son dos entornos donde suceden 8 de cada 10 agresiones contra niñas, niños y adolescentes entre 10 y 17 años, y el hogar es el tercer lugar, y uno de cada 10 menores entre 10 y 17 años ha sufrido algún tipo de agresión en su casa. Las niñas y adolescentes son las más afectadas, ya que 7 de cada 10 fueron víctimas de agresión en sus hogares.

Ávila Vera resaltó que otra forma de violencia creciente es la autoinfligida, pues cada vez más niños y niñas recurren al cuttingo autolesiones en el cuerpo, como resultado de pensamientos agresivos que aparecen repetitivamente y pueden tener consecuencias lamentables en la vida de esta población, como el suicidio.

Según Inegi, las tasas de suicidios por grupo de edad y sexo permiten observar que, en los hombres las tasas más altas son entre los 20 y 44 años, siendo la mayor en relación con los demás grupos de edad, con 16 suicidios por cada cien mil hombres. En tanto que, en las mujeres, la tasa más alta se presenta en el grupo de edad de 15 a 19 años, con cuatro suicidios por cada cien mil mujeres.

“No es raro que el suicidio sea la culminación de múltiples intentos y de una ideación gestada desde la infancia o la adolescencia a partir de diversos sucesos sufridos, por lo que la intervención psicológica a temprana edad en niñas y niños puede ser un factor protector para evitar futuros eventos letales en adolescentes”, afirmó.

La diputada resaltó que la violencia contra niñas, niños y adolescentes ha alcanzado niveles elevados en los últimos años en el país. Un menor que sufre cualquier tipo de agresión o maltrato, o que transcurre su formación sumido en ansiedad, tristeza, miedo o depresión, no estará en posibilidades de lograr el aprovechamiento máximo que se espera de su proceso formativo.


Rugidos


Violencia al Tope

Algo sigue estando mal en nuestro país, pues la violencia crece cada día y los homicidios en todos los niveles de la sociedad también van en aumento, sin que nadie brinde una explicación sobre las razones que tienen secuestrada a la otrora tranquilidad social de México.

Las causas de la violencia parecen estar a la vista de todos: incidentes viales, robos, asaltos, disputas por algo en común, asociación delictuosa y, porque no, hasta padecimientos mentales de quienes hacen de la agresión algo súbito, inmediato y trágico.

Durante la última década, perder la vida en nuestro país es ya una constante, algo cotidiano y lamentable, casi “normal”. Debemos apuntar que en otros países y naciones hermanas se registran casos de violencia y homicidios, pero no con la velocidad y constancia que en México. Algo sigue estando mal en México.

Nos hemos encargado de hacer realidad la frase de que aquí “la vida no vale nada”, de la famosa canción “Caminos de Guanajuato” del compositor José Alfredo Jiménez, la cual remata con la frase de que “comienza siempre llorando y así llorando se acaba”.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com