• Redacción

Sindicatos ¿una piedra en el zapato?


En materia de educación, Chiapas parece tener buen avance, mientras para los sindicatos no es así. La buena noticia para muchos es el anuncio de la convocatoria para la cadena de cambios, en la cual, la secretaria de Educación, Rosa Aidé Domínguez Ochoa, indicó que los titulares de las secciones 7 y 40 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) serán invitados para instalar las subcomisiones mixtas de cambios y ascensos en las modalidades educativas del nivel básico y, en su defecto, comités de transparencia que garanticen la participación. Por lo que puntualizó en esta ocasión, las inscripciones a dicha convocatoria se realizarán en la página oficial de la Secretaria de Educación, al tiempo de precisar qué uno de los requisitos que se omitirán será la constancia de militancia sindical. Y esto último esperemos no sea motivo de explotar para líder sindical de la Coordinadora Nacional, Pedro Gómez Bamaca, ya que de acuerdo a informes es que los maestros cuentan con esa constancia porque ya son parte del movimiento magisterio y precisamente, se supone asisten a las actividades  magisteriales para que sumen puntos y los contemple en la cadena de cambios.

Todos los movimientos sindicales en Chiapas, siguen en la misma lógica que desde hace más de 30 años, es decir, manejo discrecional del dinero público y de los trabajadores, tráfico de influencias, redes de corrupción y discurso viejos que sigue siendo —hasta hoy día— “el petate del muerto” con el que se siguen asustando quienes los crearon, los utilizaron y los perpetúan en la actualidad.


Reflejo de esa mecánica bastante vieja es el Sindicato de Burócratas al servicio del Estado, una “mina de oro” que los líderes pelean no precisamente para llevar a su gremio a un mejor bienestar, sino para ser la cabeza de negociaciones oscuras que los hagan millonarios de la noche a la mañana.

En el sector Salud, la dirigente de la sección 50 del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (SNTSA), María de Jesús Espinoza, saltó al liderazgo político tras suturarse la boca en demanda de su salario como enfermera y hoy, está cercada por la falta de interlocución con el poder, reducida a una expresión sindical que tiene la titularidad, pero no el mando real.

Maestros que un día sí quieren negociar con la autoridad y al siguiente quieren ser los responsables de la política educativa del país; maestros, radicales, que hoy pelean “por la educación popular”, pero quieren administrar las plazas, el acceso al magisterio, ponerle sus propios precios, manipular perpetuamente, la industria del plantón, la marcha y la protesta.

Es lamentable ver como cada vez la vida sindical está más corrompida, donde la mayoría de los dirigentes están más ocupados y preocupados por su bienestar personal, que por defender en realidad los derechos de los afiliados. Es lamentable ver como cada vez la vida sindical está más corrompida, donde la mayoría de los dirigentes están más ocupados y preocupados por su bienestar personal, que por defender en realidad los derechos de los afiliados.

¿TIENES ALGUNA DENUNCIA O ALGO QUE CONTARNOS

EL MEDIO DE TODAS LAS VOCES

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

NAVEGA

¡SÍGUENOS!

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram
  • Spotify
  • Apple Podcasts
  • Soundcloud
  • LinkedIn

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com