• ALEJANDRA OROZCO

Tabaco no es el único factor de riesgo para neoplasia

Tuxtla.- El cáncer es considerado una de las principales causas de morbilidad y mortalidad a nivel mundial, tan solo en México, se diagnostican 191 mil casos nuevos cada año, lo que representa un reto importante para la salud pública global al ser reconocido como la tercera causa de muerte en nuestro país y la segunda en el mundo.



A nivel nacional, se diagnostican alrededor de 7 mil 810 casos de cáncer de pulmón cada año, precedido por el cáncer de mama, el de próstata, colon, tiroides y cervicouterino.


Es importante resaltar que en México, el cáncer representa el 14 por ciento del total de las defunciones y de estas, 7 mil 100 se atribuyen cáncer de pulmón, el principal factor de riesgo para desarrollar cáncer de pulmón es el tabaquismo, en el 85 por ciento de los casos, seguido por la exposición al humo de leña y contaminantes ambientales.


Por ello, la doctora Marisol Arroyo Hernández, neumóloga clínica mencionó que es indispensable tomar acciones y adoptar hábitos saludables para prevenirlo, así como acudir al médico y realizar chequeos constantes y pruebas de tamizaje a quienes son personas de riesgo para lograr una detección oportuna.


Las pruebas de tamizaje, además de detectar el cáncer en etapas tempranas, tienen como objetivo general identificar pacientes con distintos diagnósticos de manera oportuna con el fin de otorgar un tratamiento con intención curativa y reducir la tasa de decesos por la enfermedad.


En el cáncer de pulmón, la Tomografía Helicoidal de Dosis Baja (THDB), ayuda a identificar diferentes tipos de lesiones pulmonares que pudieran ser de origen maligno o no maligno, esto ha demostrado ser una herramienta efectiva en un programa de detección temprana logrando reducir la mortalidad de un 20 a 60 por ciento.


De acuerdo con el doctor Oscar Arrieta Rodríguez, coordinador de la Clínica de Cáncer de Pulmón y Tumores Torácicos del INCan, actualmente uno de los problemas a los que nos enfrentamos en México, es que el cáncer de pulmón en el 80 por ciento de los casos es detectado en etapas avanzadas, cuando el pronóstico vital es muy bajo.



Por ello, en el Instituto Nacional de Cancerología se creó la Clínica de Diagnóstico Temprano, una estrategia que busca contrarrestar la mortalidad detectando tempranamente este cáncer y ofrecer un tratamiento oportuno.


“Los programas de detección, deben ser enfocados en la población de mayor riesgo para que sean efectivos y cumplan con su objetivo, de esta manera, los criterios para participar en nuestro programa son: tener entre 55 y 74 años, ser fumador o haber dejado de fumar en los últimos 15 años, haber fumado al menos una cajetilla diaria por 20 años o su equivalente, haber respirado el humo de la leña constante por más de 5 años, o tener diagnóstico de EPOC y no contar con el apoyo de ningún sistema de salud para poder recibir la atención del equipo multidisciplinario de la Unidad Funcional de Oncología Torácica (UFOT) del INCan”.


La implementación de un programa como este ayuda a mejorar la situación actual de diagnóstico en nuestro país, lograr diagnósticos más tempranos e incrementar las oportunidades de tratamiento, logrando así aumento en la sobrevida hasta en un 80 por ciento.