• EFE

Tribunal electoral declara inválido proceso de revocación de mandato

Ciudad de México.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de México declaró este miércoles la invalidez de la consulta de revocación de mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, del pasado 10 de abril, al no alcanzar el porcentaje mínimo de participación.


Mediante un comunicado, la Sala Superior del TEPJF resolvió, en sesión presencial, "que el proceso de revocación de mandato no fue válido, al no haberse cumplido la condición única necesaria, consistente en la participación de por lo menos el 40 % de los ciudadanos inscritos en la lista nominal de electores" y que era de un total de 92,82 millones de mexicanos.

De acuerdo con lo anterior, la Sala Superior dio por concluido el proceso de revocación de mandato del Presidente de la República electo para el período constitucional 2018-2024.

"No ha lugar a emitir la declaratoria de validez del proceso de revocación de mandato del titular del Ejecutivo federal, al no haberse alcanzado el porcentaje mínimo de participación exigido por la Constitución", declaró el presidente de la Sala Superior del TEPJF, Reyes Rodríguez Mondragón.

El artículo 35 de la Constitución mexicana establece como porcentaje el 40 % para que los resultados de dicho ejercicio sean vinculantes.

Por otra parte, la Sala Superior determinó que el resultado del cómputo final del proceso de revocación de mandato y el porcentaje de participación de la ciudadanía fueron los determinados por el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), consistentes en 16.502.636 de votos y 17,77 %, respectivamente.


De ese total de votos, 1,06 millones, es decir, un 6,4 % de ciudadanos votaron por la opción de que le revocaran el mandato al presidente López Obrador y 15,15 millones de ciudadanos, 91,8 %, para que siga el presidente, mientras que 280.104 fueron nulos, 1,7 %.

Además, se precisó que para el ejercicio se instalaron 57.448 casillas.

Al día siguiente de la consulta, López Obrador aseguró que si el INE hubiese puesto más casillas, la participación habría sido mayor, en uno más de sus reclamos a la autoridad electoral, que marcaron el proceso.

Mientras que el 12 de abril, la Misión de Visitantes Extranjeros de la Organización de los Estados Americanos (MVE/OEA) manifestó su preocupación por "las constantes campañas de desprestigio y ataques institucionales contra el INE" durante el proceso para la consulta de revocación de mandato.

En su informe, la Misión destacó que los principales ejes de discusión fueron: la regulación de la revocación, el presupuesto del INE y la cantidad de casillas (mesas de votación) a ser instaladas, los procedimientos para la activación y difusión del ejercicio, "así como las infracciones a las normas por parte de funcionarios públicos del más alto nivel".