• AFP

Una vergüenza mantener a la niñez chiapaneca sin educación


La verdad es que las leyes lamentablemente no se cumplen peor aun si se trata de la niñez; recordemos que las niñas, niños y adolescentes tienen derecho a una educación de calidad que contribuya al conocimiento de sus propios derechos y, basada en un enfoque de derechos humanos y de igualdad sustantiva, que garantice el respeto a su dignidad humana; el desarrollo armónico de sus potencialidades y personalidad, y fortalezca el respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales, en los términos del artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley General de Educación y demás disposiciones aplicables. A esto, las comunidades indigenas se encuentran muy lejos y para otras más no existe, peor aún si se trata de alguna comunidad en conflicto social o territorial, por consecuencia estarían en situación de desplazados lo que impide que los niños tengan educación y no solo es esa razón, aunque es una de las más fuertes. En Chiapas la niñez abandona sus estudios por pobreza, trabajo infantil, desplazados, por la cultura, en fin hay muchas razones. Por ejemplo, los niños y las niñas desplazados por la problemática en el municipio de Pantelhó, y que con sus padres se encuentran refugiados pagando renta en San Cristóbal, no han podido ir a la escuela, ya que sus documentos oficiales, fueron quemados tras la problemática que se vivió en aquel municipio un 8 de julio de 2021, cuando el grupo armado “El machete” les quemó sus casas. Son unas 120 personas entre niños, jóvenes y adultos, lo que ahora son respaldados por la OPEZ-Histórica, pero que son más, los que se encuentran desde hace un año, refugiados en casas particulares de esta ciudad, pagando rentas que van desde los mil 600 pesos en adelante, viviendo en condiciones de pobreza extrema, ya que aquí no tienen fuentes de empleo “y sin ningún papel, como el acta de nacimiento, es más difícil que nos den trabajo”. Sumándole que consecuencia de lo sucedido tienen que trabajar para comer y pagar la renta lo que provoca que los hijos de las familias tengan que trabajar para apoyara a la casa. La verdad es que duele este tipo de situaciones, recuerdo que en el 2018 plaza central de Tuxtla Gutiérrez albergo por meses a desplazados de Chenalhó y podíamos ver a más de 30 niños jugando en la corriendo de un lado a otro, sin importarle a nadie que no estuvieran en un salón de clases como deberían. Una de esas situaciones pasan a diario y para ellos lamentablemente no existen las leyes. LO que siempre piden es atención para esta situación y que todo sea a favor de los niños, niñas y adolescentes que al final por migrar a la ciudad dejan, abandonan sus estudios dedicándose a trabajar y ser explotados, cosa que no se vale pero nadie hace nada por ellos. En Chiapas son casi 200,000 niños chiapanecos no asisten a la escuela en nivel básico. El 65 por ciento de los niños de 3 a 5 años no asisten a la escuela, teniendo este grupo de edad una tasa de inasistencia escolar muy alta, ya que 35 de cada 100 no asisten a la escuela de nivel preescolar.

De 3 a 5 años es el grupo de edad que mayor número de niños no asisten a la escuela, comparado con los demás niveles de la educación básica e incluye a 127,000 niños en proporciones similares de hombres y mujeres. Ahora sumando la llegada de la pandemia por el covid las cosas se extremaron y los niños, niñas y adolescentes que dejaron de ir a la escuela se multiplico porque al menos existían quienes si estaban en una escuela pero por la falta de internet, una computadora y la pausa escolar provoca la deserción del alumnado. La pandemia empeoro la situación por que quienes abandonaron la educación no solo fue en las comunidades rurales sino también urbanas. No ir a la escuela trae consecuencia, y lo sabemos; por ejemplo, la baja valoración de la educación, y por tanto transmisión de analfabetismo intergeneracional. Baja autoestima, que puede llevar al aislamiento.

Una mayor propensión a accidentes en el trabajo y desconocimiento del nivel de salud y los recursos para mejorarlo. La alfabetización va más allá de saber leer y escribir, supone la posibilidad de comunicarse en sociedad, las prácticas y relaciones sociales, el lenguaje y la cultura. Por este motivo, es que sus efectos exceden las consecuencias a nivel de aprendizaje, y afectan a la sociedad en su totalidad. Ojalá se retomara esta situación porque todo es a favor de la niñez.

Entradas Recientes

Ver todo