• ALEJANDRA OROZCO

Violencia doméstica, la más prevalente en Chiapas

Tuxtla.- De acuerdo con el último reporte del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), en Chiapas se abren 84 carpetas de investigación por violencia familiar a la semana, es el tercer delito con mayor incidencia a nivel nacional, y uno de los principales en la capital chiapaneca.



Al respecto, Gely Pacheco, secretaria para la igualdad de las mujeres en Tuxtla Gutiérrez, señala que desde 2016 que se instauró la Alerta por Violencia de Género (AVG) en la ciudad, el mecanismo ha sido un aliciente para implementar diversas acciones, pues las mujeres siguen siendo violentadas en sus hogares, sobre todo en 25 colonias que ya tienen bien identificadas.


"Más casos de violencia familiar, de acuerdo a los datos que nos entrega el secretariado ejecutivo del estado de Chiapas, te puedo hablar que la zona centro debido al movimiento que hay, Real del Bosque, Las Granjas. Patria Nueva, San Francisco, Bienestar Social, sin embargo estas colonias no están ajenas a otras que por un tema cultural no denuncian, como sí lo hacen las mujeres que habitan en estas colonias", explicó.


Las cifras no mienten, y es que tan sólo en Tuxtla Gutiérrez, el mismo secretariado informa que hasta septiembre de este año, se registraban 9.3 carpetas de investigación por cada 100 mil habitantes, cifra 20 por ciento mayor a la registrada en enero del mismo año, aunque la situación se vio aún más agudizada el año pasado.


“En el 2020, porque fue justo cuando vivimos la intensidad de la pandemia, sí se hablaba de un incremento si mal no recuerdo de hasta el 10 por ciento, sobre todo en fines de semana, así como ansiedad que complicó situaciones familiares en 2021 se normalizó”, apuntó.



En lo que va de 2021, cada unidad móvil ha visitado cuatro colonias al mes, atendiendo un promedio de 100 mujeres mensuales, no todas sufren de violencia física o familiar, pero sí llegan buscando atención psicológica o jurídica, el de la Calle Central, por ejemplo, atiende entre 30 y 40 mujeres, a quienes han acercado los servicios para tener un contacto directo con ellas.


La funcionaria detalló que en caso de riesgo, pueden acercarse a las mismas, que cuentan con un equipo de abogadas, psicólogas, trabajadoras sociales y enfermeras para bajar estos indices, también a través de la mesa de seguridad y campañas como “No estás sola” han llegado a 40 mil familias de forma indirecta, viendo cada vez más mujeres solicitando estos servicios.


Esto se traduce en que se está desnormalizando la violencia contra la mujer como algo propio de nuestra cultura, cada vez más mujeres inician procedimientos jurídicos ante las instancias correspondientes, si bien en la pandemia hubo una reducción de carpetas, también se vio un aumento en las llamadas de auxilio.


"Para una mujer salir del círculo de violencia puede ser muy complicado, antes por ejemplo para las abuelas estaba tan normalizado que vivían toda su vida dentro de un círculo de violencia y ni siquiera lo sabían, en la actualidad se habla de que una mujer puede regresar hasta siete veces a este circulo de violencia y si una mujer no tiene fortalecida su autonomía económica, su autonomía emocional y su autonomía en la toma de decisiones, difícilmente saldría de un círculo de violencia, por eso es importante contar con una red de apoyo, la familia y amigos son fundamentales para salir de esto”, finalizó.