VM.jpg

Comienza el mes de lucha contra el cáncer de mama

08/10/2018

El Sie7e de Chiapas

 

Tuxtla.- Si bien el día de lucha contra el cáncer de mama es el 19 de este mes, durante todo octubre se considera el mes rosa, donde se portan listones, se iluminan edificios y ruedan balones especiales... sin embargo, el verdadero objetivo es concientizar, prevenir y apoyar a las mujeres que pasan, han pasado o pasarán por este difícil reto. 

El cáncer de mamá es la neoplasia más común entre las mujeres mexicanas, ocupa el primer lugar en muertes por esta causa sólo seguida por el cáncer cervicouterino, y aunque se puede prevenir, muchas veces se detecta en su etapa más avanzada, y no hay mucho que se pueda hacer. 

 

Su edad más común es entre los 45 y 70 años de edad, pero recientemente se han visto casos en mujeres jóvenes, incluso a partir de los 20 años, que deben librar esta ardua batalla y someterse a quimioterapias o la pérdida de uno o ambos senos. 

Especialistas calculan que 1 de cada 8 mujeres ya habrán desarrollado esta enfermedad en cierto punto una vez cumplidos los 80 años, y como no hay vacunas ni otro tipo de prevención primaria hasta el momento, la detección oportuna es lo único eficiente. 

 

Autoexplorarse de manera correcta una vez al mes, acudir a cita médica una vez al año y estar al pendiente de los cambios en los senos, como aparición de bolitas, sangrado, secreción o enrojecimiento, son el primer filtro, y después de los 40 años, se recomienda la mastografía una vez al año. 

 

Sin embargo, hay varios mitos que rodean a la enfermedad: 

1.La mastografía aumenta las posibilidades de tener cáncer. Aunque este estudio utiliza radiación para tener una imagen interna de ambas mamas, la cantidad es mínima y se realiza cada 12 meses, por lo que no emite los rayos suficientes para aumentar las posibilidades de éste ni otro tipo de cáncer. 

 

2.Los implantes mamarios aumentan el riesgo. Aún no existe un estudio que pueda demostrar una relación directa entre tener implantes y desarrollar este cáncer, y aún teniéndolos, es posible detectarlo a tiempo, solo se requieren estudios más detallados y una autoexploración a detalle; por el contrario, después del cáncer, los implantes son muy útiles en la reconstrucción del tejido y devuelven la seguridad a las pacientes. 

 

3.El dolor es un síntoma. Desafortunadamente, en su etapa inicial el cáncer de mama no presenta síntomas, por lo que el dolor en los senos puede deberse a otras causas, pero no a una neoplasia, se debe detectar primero la presencia de algún tumor antes de incluso poder sentir su presencia. 

 

4.Si no hay antecedentes en la familia, no hay posibilidades de desarrollarlo. Aunque el factor genético o hereditario es importante para desarrollar esta enfermedad, en el 85 por ciento de los casos se trata de un padecimiento esporádico, por lo que al no haber casos en la familia, no podemos relajarnos o despreocuparnos. 

 

5.La lactancia nos blinda del cáncer. Una de las prácticas que ayudan a prevenir la aparición del cáncer es la lactancia, por lo que la paridad antes de los 30 años reduce significativamente el riesgo, pero no garantiza que la enfermedad nunca aparecerá. 

 

6.Los anticonceptivos orales aumentan el riesgo. Las pastillas anticonceptivas contienen hormonas que impiden el embarazo, pero por sí mismos no son un factor de riesgo. En algunos casos, si se combinan con otros factores, sí se ha identificado que modifiquen el riesgo, pero no es una regla general. 

 

7.Los lácteos favorecen el desarrollo de cáncer de mama. Algunos estudios han comprobado que el alto contenido en hormonas y grasas de la leche entera de vaca aumentan el riesgo de padecer cáncer de mama, por lo que se recomienda el consumo de leche descremada. 

 

8.Los anti transpirantes son factor de riesgo. Aunque supuestamente usar anti transpirantes o desodorantes obstruye el flujo linfático y favorece la acumulación de toxinas, no hay sustento científico que soporte esta teoría. 

 

9.Los brassières con varilla aumentan el riesgo. Este es uno de los mitos más comunes, pero no existe riesgo al usar corpiños o brassières, con o sin varilla, solo causan incomodidad si están hechos de algunos materiales. 

 

10.Comer pollo provoca cáncer. Hay quien dice que al usar hormonas para engordar a los pollos, esto se relaciona con mayor riesgo de padecer cáncer de mama, pero la manipulación genética no afecta la salud humana. 

 

Lejos de creer o no ciertos mitos, lo más importante es la prevención y la auto exploración para detectar a tiempo este tipo de cáncer y atacarlo, ya que si se trata a tiempo, es curable y la mujer que lo padece puede recuperar su vida y su bienestar en todos los aspectos. 

El cáncer de mama no es sinónimo de muerte, sino de lucha, de fortaleza y de apoyo, por lo que todas las mujeres con este padecimiento necesitan estar acompañadas para poder librar la batalla, darle la vuelta a la página, y no convertirse en una simple estadística o una cifra roja, como muchas otras que no han podido vencerlo.

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Please reload

Ya existe una aplicación que permite identificar casi a cualquier persona

January 22, 2020

1/12
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Podcasts.jpg
Editable.jpg
Festiva01.jpg
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram
  • Soundcloud
  • YouTube

El medio de todas las voces 

El Sie7e de Chiapas es editado diariamente en instalaciones propias. Número de Certificado de Reserva otorgado por el Instituto Nacional de Derechos de Autor: 04-2008-052017585000-101. Número de Certificado de Licitud de Título y Certificado: 15128.

Calle 12 de Octubre, colonia Bienestar Social, entre México y Emiliano Zapata. C.P. 29077. Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Tel.: (961) 121 3721 direccion@sie7edechiapas.com.mx

Queda prohibida su reproducción parcial o total sin la autorización de esta casa editorial y/o editores.

Sin título-1.png

© 2020. DISEÑO WEB Y PRODUCCIÓN MULTIMEDIA   |  www.ideasdementes.com