1/3

En Mexico 6 de cada 10 habitantes han experimentado algún acto de corrupción

08/12/2018

El Sie7e de Chiapas

 

Tuxtla.- Este domingo, se conmemora el Día Internacional contra la Corrupción, que puede ser definida como el abuso de cualquier posición de poder, pública o privada con el objetivo de generar un beneficio indebido a costa del bienestar colectivo o individual”.

 

Esta puede presentarse a grande o pequeña escala, ya sea involucrando a grandes empresas que deliberadamente entregan dinero o regalos a funcionarios públicos para verse beneficiadas de decisiones del gobierno, o bien, cuando la gente o las empresas pagan un soborno por obtener acceso a un servicio o bien público. 

 

Según información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), más de la mitad de la población adulta considera que es uno de los principales problemas que enfrenta el país, solo por debajo del tema de inseguridad y la delincuencia, además de que se ha acrecentado en los últimos años.

 

Según la Encuesta Nacional de Calidad e Impacto Gubernamental (ENCIG), en 2017, 9 de cada 10 adultos residentes de áreas urbanas consideraron que la corrupción es una práctica frecuente entre los empleados del gobierno estatal quienes buscan obtener beneficios personales como dinero, regalos o favores por la provisión de algún bien o servicio.

 

Aunque la ocurrencia de hechos de corrupción no es tan alta como la percepción de esta, la proporción de personas adultas que fueron víctimas de al menos un acto de corrupción pasó de 12 por ciento en 2013 a 14 por ciento de la población que en 2017 tuvo contacto con algún servidor público. 

 

Respecto a las unidades económicas, 247 mil 267 establecimientos fueron víctimas de corrupción en 2017, para colocarse en un nivel de 5.4 por ciento del total de los establecimientos en 2017.

 

 

Corrupción en números

Aunque se trata de un fenómeno extendido a lo largo del país, en 2017, la Ciudad de México fue la entidad que registró la mayor proporción de personas víctimas de algún acto de corrupción, con 2 de cada 10 personas que tuvo contacto con alguna autoridad o servidor público, mientras que en Puebla o Guanajuato esta prevalencia no superó el 10 por ciento.

 

De acuerdo con los tipos de trámites o solicitud de servicios que realizaron las personas en 2017 y las empresas en 2016, se observa que a nivel nacional, los ámbitos donde se presentaron actos de corrupción con mayor frecuencia fueron en la interacción con autoridades de seguridad pública y en los trámites relacionados con el acceso a la justicia, principalmente al realizar algún trámite o dar seguimiento a un asunto en el ministerio público o ante juzgados por algún conflicto legal.

 

Las mayores prevalencias de corrupción se presentaron al realizar trámites o tener contacto con autoridades del ámbito estatal, en comparación con los trámites federales o municipales, siendo los trámites relacionados con la propiedad y los trámites vehiculares en los que las prevalencias de corrupción fueron más altas; en contraste, los actos de corrupción fueron menos frecuentes en los trámites o servicios a cargo del gobierno federal.

 

En el caso de las unidades económicas, estas fueron más susceptibles de ser víctimas de corrupción al solicitar algún trámite o permiso federal o municipal, necesario para su operación, tales como una licencia o permiso de construcción o de uso de suelo, un permiso para importar o exportar, o en la atención de alguna inspección requerida por parte de una autoridad.

 

Es decir, independientemente de la región del país, 6 de cada 10 mexicanos fueron víctimas de un acto de corrupción cuando interactuaron con policías u otras autoridades de seguridad pública, ya sea por incidentes de tránsito, infracciones o algún tipo de detención.

 

 

 

 

¿Cuánto cuesta la corrupción?

Durante 2017, 3.1 millones de personas reportaron que habían otorgado dinero indebidamente para obtener algún trámite o servicio público, cuyo monto total ascendió a 7 mil 218 millones de pesos; esta cantidad fue equivalente al presupuesto federal destinado a tres programas sociales. Por su parte, se estimó que las empresas desembolsaron por concepto de soborno alrededor de mil 612 millones de pesos en 2016 .

 

Pese a que el gasto total de las empresas en sobornos es menor a lo erogado por la población, la carga económica por cada empresa es significativamente mayor. Así, el costo promedio de los sobornos por unidad económica se estimó en 12 mil 243 pesos, mientras que cada persona víctima de corrupción pagó por este concepto alrededor de 2 mil 273 pesos.

 

La corrupción es un acto que en México no se denuncia. En 2017, solo 4.6 por ciento de la población que fue víctima de un acto de corrupción presentó una denuncia ante alguna autoridad; de las personas que no denunciaron, cerca de la mitad no lo hizo porque consideró que era una acción inútil o una pérdida de tiempo, mientras que 15 por ciento no denunció porque se benefició del acto y 13 por ciento porque consideró que es una práctica común.

 

En 2017, se encontró que las oficinas de control interno de los gobiernos de las entidades federativas recibieron 2.6 quejas por actuaciones de servidores públicos por cada cien servidores públicos estatales, cifra ligeramente inferior a la registrada en el año 2016 que fue de 3.

 

Respecto a este tipo de denuncias, un total de 408 servidores públicos de las administraciones públicas estatales fueron denunciados en 2017 ante las instancias ministeriales por la comisión de algún presunto delito relacionado con el ejercicio de sus funciones.

 

Del total de servidores públicos denunciados, 41 por ciento fue por el delito de uso ilícito de atribuciones y facultades; mientras que aquellos imputados por delitos relacionados con corrupción, 20 por ciento fue por peculado, 9 por ciento por cohecho y 6 por ciento por los delitos de concusión, enriquecimiento ilícito y tráfico de influencias.

 

En 2017, se identificaron 17 entidades que contaban con un plan o programa anticorrupción y nueve informaron que se encontraban en proceso de integración, de las cuales solo Chiapas e Hidalgo concluyeron este proceso en 2017.

Las administraciones públicas municipales también han puesto en marcha planes y programas para disminuir y/o controlar riesgos de actos corrupción en sus oficinas; sin embargo, los avances en este tema a nivel municipal son escasos. Al cierre de 2016, únicamente 168 de los 2 mil 302 municipios que reportaron información contaban con un plan o programa anticorrupción.

 

A nivel local 

En este marco, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo de Tuxtla Gutiérrez, Oscar Corzo Tovilla, afirmó que la corrupción ocurre en todos los niveles y que afecta por igual a todas las personas y, especialmente, a los pequeños empresarios.

 

Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, cada año se paga un billón de dólares en sobornos y se calcula que se roban 2.6 billones de dólares anuales mediante la corrupción, suma que equivale a más del 5 por ciento del producto interior bruto mundial.

 

Por ello, Canaco Tuxtla pretende dar ejemplo en la realización de acciones efectivas de cambio; como la creación del programa Canaco Transparente, una plataforma dentro de su sitio web oficial, en donde, aun cuando la cámara no maneja recursos públicos, hacen del conocimiento general todas las operaciones de compra que se realizan, para que los afiliados puedan corroborar la información de manera personal.

 

El presidente de la Canaco en Tuxtla, aseguró que “la transparencia y la rendición de cuentas son prácticas importantes para combatir la corrupción y generar confianza no solo al interior de la cámara, sino también entre la ciudadanía, por que la única forma de exigir lo mismo ante los tres niveles de gobierno, es predicando con el ejemplo”, por lo que hizo un llamado a concretar una lucha frontal contra la corrupción, debido a que las cifras son alarmantes

“Los organismos empresariales tenemos muy presente que los costos de la corrupción en México representan hasta el diez por ciento del Producto Interno Bruto y el cinco por ciento de las ventas anuales de las empresas de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos”, expresó.

 

Además, hizo énfasis en que se debe dejar de pensar que como sociedad estamos a merced de la corrupción y que es solo un “modo de vida”, destacando que cada ciudadana y ciudadano “nos beneficiaríamos si nos uniéramos contra la corrupción en la vida cotidiana”.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

El consumo de contenidos de entretenimiento en tiempos de COVID-19

May 25, 2020

1/12
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Podcasts
Editable.jpg
Please reload